Follow by Email

lunes, 8 de febrero de 2010

COMUNIDAD DE FACES MARCHÓ EN RECHAZO A LA DESTRUCCIÓN DE SU SEDE



Omer Molina Martín Prensa Apula/IPP
Con el compromiso de la participación colectiva para la recuperación de sus espacios destruidos por acciones vandálicas, la comunidad estudiantil de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad de Los Andes, Faces-ULA, realizó una multitudinaria marcha que reunió a estudiantes y vecinos dolientes de nuestra primera casa de estudios.

Cientos de estudiantes marcharon este 3 de febrero desde la sede de Faces, lugar presuntamente incendiado por grupos afectos al presidente Chávez la semana anterior, hasta las inmediaciones de las residencias El Campito en la avenida las Américas, un corto pero simbólico trayecto, necesario para resguardar la integridad física de los manifestantes. El objetivo de los manifestantes se concentró en rechazar los hechos de violencia registrados en la entidad durante la última semana de enero que dejaron como saldo a dos jóvenes estudiantes fallecidos y destrozos al patrimonio universitario, público y privado.

La dirigente estudiantil Gaby Arellano manifestó su repudio a la indiferencia e impunidad del Gobierno Nacional ante los jóvenes fallecidos en los hechos de violencia que desde las protestas de calle se produjeron en la entidad, así como por todos los caídos a manos del hampa y la delincuencia en todo el territorio nacional.

“Nuestra consigna es la de la no violencia, la tolerancia, la concertación y el diálogo, el pueblo merideño apoya al movimiento estudiantil porque nosotros somos hijos de este pueblo y de la universidad, no somos ni oligarcas ni mucho menos pitiyanquis”.

Recordó la miembro del Movimiento 13, que el gobernador Marcos Díaz en su campaña electoral tenía como consigna el diálogo, por eso lo exhortó a realzar su promesa de dialogar con los estudiantes y llegar a un consenso que permita lograr la paz en la entidad, “nosotros pedimos sólo tres cosas, luz, agua y seguridad, y por supuesto paz y tranquilidad”.

Por su parte, Luís Loaiza, presidente de Apula-IPP, hizo acto de presencia en Faces para respaldar a los estudiantes aduciendo que todos los profesores universitarios y la comunidad merideña en general, doliente de su patrimonio, no podrían quedarse de brazos cruzados ante la represión que ataca la autonomía universitaria y maltrata al pueblo con mecanismos formales e informales.

“Aquí estamos los profesores universitarios, nuestros estudiantes no están solos”.

El dirigente Julio César Rivas señaló que acudió a la manifestación para darle "un espaldarazo al movimiento estudiantil merideño y al movimiento 13 del dirigente Nixon Moreno".

El dirigente de los empleados de Faces y también integrante del Movimiento 13, Rómulo Canelón, dijo que la marcha fue un acto de desagravio por los “desmanes” y atropellos que los grupos afectos al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), “cometieron” contra algunos vecinos la semana pasada.

No hay comentarios: