Follow by Email

jueves, 13 de mayo de 2010

APULA Táchira respaldó protesta e insta al diálogo con sector oficial



La presidenta de APULA-Táchira junto al profesor Omar Contreras (Foto: Marlene Otero)



De acuerdo a lo expresado por la presidenta de APULA Táchira, la profesora Luz Marina Sarmiento, los docentes de esta sede en el Táchira apoyaron el paro activo que se pautó para los días miércoles 12 y jueves 13 de mayo.


Marlene Otero S.





Este denominado “paro activo”, afirmó la docente está dirigido al mismo reclamo que se viene haciendo desde hace dos años como sería por “el pago de deudas por el ajuste salarial del 2008, la correcta aplicación de las Normas de Homologación, el reconocimiento de la prima por hogar, el pago de los ascensos y un presupuesto justo para las universidades”.

En otra parte de sus declaraciones la profesora Sarmiento manifestó que la protesta no tiene ningún interés político que pueda entenderse como desestabilizador, dado que lo que se busca es mejorar la calidad de vida, el derecho que tienen los docentes a mejores salarios, oportunidades de crecimiento académico, que al final, afirmó la docente “se traducen en la mejora de la calidad de la educación universitaria”.

Finalmente, la principal representante de los docentes universitarios de la ULA en el Táchira instó al Ministro, profesor Edgardo Ramírez, a proponer salidas que aseguren la resolución de las problemáticas de los docentes y que éstos sean escuchados. En esta misma dirección afirmó que “estamos abiertos al diálogo, al consenso, nos anima la mejor disposición de llegar a acuerdos que beneficien al sector universitario”.

En el Día del Árbol profesores jubilados y activos de la ULA sembrarán una planta











María De Los Angeles Pérez/ Prensa ULA



El Crucetal será el lugar donde los profesores jubilados y activos de la Universidad de Los Andes sembrarán su bosque universitario, así lo manifestó la profesora Elda Oquendo, secretaria de Asuntos Gremiales de la Seccional de Profesores Jubilados de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), y promotora del proyecto.


Este bosque universitario estará ubicado en la parte alta de El Crucetal y contará con varias caminerías por las cuales los profesores activos y jubilados podrán realizar sus caminatas y pasar momentos de esparcimiento al aire libre bajo la sombra de los árboles que serán sembrados allí por ellos mismos.


La profesora Oquendo invitó a todos los profesores para que se inscriban en el Apula, con un módico costo de 50 bolívares para que siembren un árbol este sábado 15 de mayo. El árbol llevará el nombre del profesor que lo siembre y el dinero que por este concepto se colecte será invertido en el mismo bosque universitario, pues servirá para su mantenimiento e incluso para que el venidero año se pueda realizar una segunda fase de este bosque universitario. Igualmente Oquendo extendió la invitación a los empleados y obreros para que se unan a este proyecto pues si desean apadrinar un árbol pueden acudir al Apula a inscribirse y participar de este hermoso proyecto ambiental.



Un paseo arborizado

Por su parte el profesor Lino Valero, director del Instituto de Desarrollo Forestal (Indefor), y experto en bosques y especies arbóreas, señaló que será más bien un paseo arborizado pues se han seleccionado árboles de porte pequeño para que tengan un espacio justo en el lugar que se ha acondicionado para la siembra de estos árboles.


Las jardineras centrales serán arregladas con plantas arbustivas, tales como trinitarias, jazmín rojo, jazmín amarillo, plantas de tipo herbáceas y, en las hileras, se sembrarán cují de jardín, alelí, cepillo rojo y guayacán (que es pariente del araguaney).


Realmente este es un proyecto que vale la pena que todos apoyen y se integren pues, además de que se realiza a propósito del Día del Árbol, constituye un aporte ambiental, ya que la naturaleza reclama su conservación y desarrollo, y una actividad como ésta contribuye a sembrar conciencia sobre la importancia de plantar un árbol, ya que ello tiene una repercusión positiva para el medio ambiente y para su descontaminación, dijo finalmente el profesor Lino Valera.