Follow by Email

martes, 20 de abril de 2010

A LA OPINIÓN PÚBLICA



CDCHT ULA

El Núcleo de los Consejos de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (CDCHT) y equivalentes, integrado por los coordinadores de cada CDCH y equivalentes de las universidades, reunidos el 8 y 9 de abril de 2010 en la Estación Experimental Bajo Seco de la Universidad Central de Venezuela, como organismo asesor del CNU en materia de investigación, acuerda dirigirse a la opinión pública en relación a la problemática de la investigación científica en Venezuela:


1. El aporte que en Ciencia y Tecnología (CyT) realiza el Estado Venezolano, además de producir conocimiento, es capaz de acelerar el desarrollo social y tecnológico trayendo como consecuencia, progreso, bienestar social y mejoría de la calidad y expectativa de vida del venezolano.


2. En los últimos 15 años, países como la India y Brasil elevaron sus índices en CyT a los mismos niveles que los países industrializados, demostrando que, a pesar de confrontar problemas básicos de pobreza, salud y educación, se puede avanzar en CyT y utilizar la gestión del conocimiento para generar bienes y servicios a corto plazo.


3. Por casi medio siglo las universidades venezolanas han contribuido con más del 85 % de la investigación que se realiza en el país. El 80% de los investigadores pertenecen al PPI y se concentran en las universidades públicas (mayoritariamente en las autónomas) y un 60% de ellos poseen preparación académica a nivel de doctorado. Esta realidad necesariamente obliga al Estado Venezolano a buscar en la comunidad científica universitaria la solución y respuesta a los problemas del país en cuanto a desarrollo científico-tecnológico e incremento de la calidad de vida del venezolano.


4. Las universidades poseen una planta de investigadores altamente calificados e investigaciones de impacto y pertinencia social que responden a las demandas de la sociedad venezolana. Sin embargo, es necesario que existan interlocutores validos entre gobierno y universidad para que haya una verdadera apropiación social del conocimiento científico y la ciencia se convierta en una bandera de desarrollo del país.


Acordamos:


1. Solicitar a la Asamblea Nacional y al Gobierno Nacional que continúen con la aplicación de la vigente Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI) como una fuente recurrente de financiamiento para los proyectos de I+D. Del mismo modo, utilizar la LOCTI para fomentar Investigación y Desarrollo a nivel industrial, para financiar PyMEs en áreas de impacto como salud humana y animal, biotecnología, petróleo y agricultura.


2. Solicitar a la Asamblea Nacional la aprobación de fondos que permitan planificar proyectos a largo plazo a las agencias de financiamiento científico, estatales, estadales y universitarias.


3. Exigir al Gobierno Nacional el respeto a las propuestas de presupuesto que presentan las universidades nacionales, ya que los menguados montos asignados implican una desaceleración de la inversión en investigación y creación de conocimiento y soluciones al país, así como en la formación de la generación de relevo necesario para garantizar la existencia de una plataforma científica nacional.


4. Solicitar al Gobierno Nacional que, establezca una política que mejore los salarios y beneficios de los investigadores, como una estrategia para evitar fuga de cerebros.


5. Instar al Gobierno Nacional y a las autoridades universitarias para que juntos establezcan postgrados temáticos en las regiones menos desarrolladas de Venezuela, que involucren a varias universidades.


6. Exhortar al Gobierno Nacional y a las autoridades universitarias a respetar el mandato de la Comisión Regional de Educación Superior para América Latina y El Caribe 2008 que establece un programa de becas de postgrados y postdoctorado nacionales e internacionales tendiente a la captación de los estudiantes más destacados del país.


En Bajo Seco, estado Vargas a los 09 días del mes de abril de 2010




Profa. Zulay Niño                                                                                            
Prof. José Luis Rodríguez



Coordinadora
Secretario

CARTA ABIERTA A: Ministro del Poder Popular para la Ciencia y la Tecnología e Industrias Intermedias (MPPCT) Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPPEU) Comisión de Ciencia y Tecnología de la AN




CDCHT ULA

Nosotros, los Coordinadores de los Consejos de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (CDCHT) y equivalentes, reunidos el 8 y 9 de abril de 2010, en la Estación Experimental Bajo Seco de la Universidad Central de Venezuela, queremos expresar nuestra preocupación y propuestas frente a las circunstancias que afectan al Programa de Promoción del Investigador (PPI).


El PPI fue creado por el Estado venezolano en 1990 para dar respuesta a las solicitudes de la comunidad científica sobre la necesidad de desarrollar la carrera del investigador, impedir la fuga de cerebros y contribuir al desarrollo de la ciencia y tecnología nacional.


Hasta el año 2008, el PPI evidenció un balance positivo:


· Fue el primer mecanismo de autorregulación de la calidad propuesto e implementado por un sector de la sociedad venezolana. Su modelo fue emulado y su funcionamiento contribuyó a que la investigación científica y tecnológica se hiciera más atractiva y apreciada en Venezuela.


· Promovió la incorporación de nuevos investigadores y la permanencia de aquellos que habían llegado a la edad de jubilarse.


· Contribuyó a la consolidación de los postgrados nacionales y a la formación de una generación de relevo.


· Estimuló la expansión de las áreas de conocimiento, la densificación de las redes de investigación temáticas, así como el incremento de su calidad y su pertinencia social.


· Estimuló el aumento del número de publicaciones y fortaleció la calidad de las revistas científicas venezolanas.


· Promovió la eficiencia de la investigación y creó al nivel nacional la única base de datos sobre la información científica y tecnológica por disciplina y por investigador, convirtiéndose en el principal indicador de la capacidad de Venezuela en materia de recursos humanos en el área de ciencia y tecnología.


No obstante estos indicadores positivos, la convocatoria de año 2009 no se realizó ni hay fecha para el llamado a la del 2010. Se adeudan dos trimestres de la beca-premio establecida en el reglamento del PPI (IV del 2009 y I del 2010).


Finalmente, en la reforma a la LOCTI (Art. 53), aprobada en primera discusión por la Asamblea Nacional, se elimina el Observatorio Nacional de Ciencia y Tecnología e Innovación (ONCTI), organismo al que se adscribe el PPI. Esta lamentable situación genera incertidumbre sobre el futuro del PPI y hace que las alarmas se enciendan en la comunidad científica del país.


Señores Ministros y señores Diputados de la Asamblea Nacional, tenemos motivos de preocupación por el futuro de la ciencia y la tecnología en Venezuela.


En consecuencia respetuosamente proponemos lo siguiente:


1. Que la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional conceda un derecho de palabra a una representación del Núcleo de los CDCHT y equivalentes para expresar sus propuestas sobre estos temas.


2. La creación de una mesa técnica de discusión y de diálogo entre los poderes del Gobierno Nacional (MPPCT, MPPPEU, FONACIT, Asamblea Nacional) y representantes de la comunidad de investigadores, de las universidades nacionales y de las Academias con el objetivo de discutir y formular una nueva política de desarrollo científico y tecnológico para el país, donde se incluya la evaluación del PPI.


3. Que se proceda a hacer la convocatoria nacional 2010 del PPI y al reconocimiento inmediato de todos los beneficios implícitos en el programa a los investigadores actualmente acreditados.




Nos despedimos de ustedes con la esperanza de que nuestras propuestas sean escuchadas, y, a su vez, se promueva un diálogo fecundo que permita diseñar una política de desarrollo científico y tecnológico compartida por los actores que la convertirán en realidad.


Por el Núcleo de los CDCHT y equivalentes


Profa. Zulay Niño
Prof. José Luis Rodríguez

Coordinadora
Secretario