Follow by Email

jueves, 22 de abril de 2010

Consejo Universitario aprobó nuevas tablas que regirán ayudas a becarios del personal docente y de investigación




Golfredo Lobo / Prensa ULA

Se aprobó en el Consejo Universitario realizado el pasado 12 de abril, las nuevas tablas por las cuales se van a regir las ayudas que se les dará a los becarios, esto contemplado en la reglamentación que tiene la universidad dentro del plan de formación de su personal docente y de investigación, a través de una serie de figuras por medio de las cuales los profesores salen en calidad de becarios para el exterior, becarios en el país y autorizados.

“Todas esas tablas se revisaron, se ajustaron algunas de ellas, por ejemplo la tabla de becarios en el país, paso de una ayuda mensual de 1.500 BsF. a 2.000 BsF. Estos son becarios que mudan su sitio de vivienda de donde normalmente trabajan, hasta el sitio en el cual tienen que hacer un postgrado que requiere presencia permanente. Tenemos otros becarios que son los autorizados, quienes tienen otra reglamentación diferente, también incorporamos en el programa de formación de personal a los año sabático, que tenían un tiempo muy largo fuera del sistema”, informó José María Andérez, secretario de la Universidad de Los Andes.

Durante el desarrollo de la sesión del Consejo Universitario, se aprobó para las personas que estén en año sabático, una dieta o ayuda que equivale a la mitad del complemento de beca que tiene un becario normal, el pasaje ida y vuelta y el seguro hasta por un año, con lo cual esperan poder animar a los profesores para que salgan de año sabático y perfeccionen sus técnicas, conocimientos y, asimismo, se actualicen.

Dijo el profesor Andérez que “Con un financiamiento que sabemos no le va a cubrir absolutamente todas sus necesidades en el exterior, al menos representa un impulso importantísimo para este personal de alto nivel que tiene que estarse regenerando continuamente”.

Los recursos para poder llevar a cabo todas estas actividades provienen de los recursos no ejecutados en la partida de Becas y Formación de Personal, además cuentan con un sistema de recuperación de costos, donde aquellos profesores que por algún motivo han salido al exterior y no han podido cumplir con el plan de becas, una vez que regresan la Unidad de Recuperación de Costos y según la reglamentación vigente, les solicita que devuelvan los recursos que no fueron utilizados por la completación de los estudios. Estos recursos son nuevamente ingresados al sistema, para seguir promoviendo la formación del personal universitario.

“Este es un año deficitario para nosotros, presentamos al Consejo Universitario un presupuesto a inicio de año donde tenemos un déficit alrededor de los 700 mil BsF., sin embargo sentimos también una disminución en la salida de nuestros profesores al exterior. La situación con respecto a Cadivi y el cambio del valor de la moneda, ha incrementado los costos de nuestra gente en el exterior. Hemos observado que un 15 a 20% salen en una fecha posterior a la fecha prevista en su plan de formación, eso va a dejar probablemente algún recurso libre, lo que va a permitir modificar la ayuda para becarios en el país y ayudar a unos 20 ó 30 para años sabáticos en el exterior”, concluyó el profesor Andérez.

Dirección de Asuntos Profesorales implementa Tarjeta de Seguridad para ingresar a expedientes profesorales



Golfredo Lobo Prensa ULA

Como parte del proceso de reestructuración de la Dirección de Asuntos Profesorales (DAP) y continuando con un proyecto que se encontraba en marcha en cuanto a la digitalización de la Dirección, se está migrando en la actualidad a una plataforma de software libre, de acuerdo con la normativa y la Ley vigente.
La Universidad de Los Andes está dando los cursos de capacitación al personal administrativo para manejar estos sistemas, que son muy parecidos a los comerciales, pero que están bajo el formato de software libre y presentan varias ventajas en cuanto a seguridad, ya que este tipo de sistema está libre de virus y no son o han sido vulnerados hasta la fecha.
En estos momentos la DAP se encuentra trabajando para generar a cada usuario de su plataforma digital, tanto personal docente como de investigación, contratados, ordinarios y jubilados, una clave y usuario con una tarjeta de seguridad que les permita tener garantizado el acceso a su expediente digitalizado y a su base de datos. Aquiles Álvarez, coordinador de la Unidad Operativa de Sistemas Informáticos, indicó que “Los profesores podrán hacer consultas en línea, vía Internet, estos van a tener una tarjeta para poder acceder y hacer un registro de su clave y usuario. Esta tarjeta se les enviará por correo electrónico, por lo que es recomendable que el profesor tenga correo de la ULA, debido a que en este proyecto tenemos planteado que el sistema, también ante cada actualización de una solicitud de un profesor o una transacción, les llegue vía correo y conozca en qué etapa del trámite se encuentra su solicitud, hasta que sea aprobada en el Consejo Universitario,  incluso lo puede ver en línea a través de nuestra página Web”.
La tarjeta de seguridad va a tener números y letras, los cuales le van a ser solicitados al usuario cuando vaya a ingresar al sistema, además de la clave y usuario. La solicitud de esta tarjeta debe hacerse vía correo electrónico, así lo informó Pablo D’jabayan, director de la DAP. “Este es uno de los sistemas más seguros, porque no hay posibilidad de que se pierda información y de que los sistemas puedan ser vulnerados. Para tener esta clave, deben hacer la solicitud por correo electrónico a la dirección: dap@ula.ve , al enviársele su tarjeta, el profesor la deberá imprimir y guardarla en un sitio confiable. Si hay profesores que no tienen correo ULA, se les recomienda abrir sus cuentas electrónicas con RedULA, y quienes la tengan desactivada, deben solicitar su activación de manera inmediata”.

Cerca de 4.600 usuarios se beneficiarán con este sistema, gracias a esto los profesores no van a tener la necesidad de acudir a las oficinas de la DAP para solicitar alguna constancia. Estas constancias van a tener una firma digitalizada, un código de barras y un código numérico, que servirá de código de validación por cualquiera de los entes que lo requieran y se encuentra en la base del documento, allí encontrará también una dirección electrónica a la cual deben acceder para  poder verla en pantalla, esto permitirá agilizar los trámites de los profesores.