Follow by Email

jueves, 22 de septiembre de 2011

Apula solicita al CU ampliación del tiempo de permiso pre y postnatal

Ángel Andara: “Dicha solicitud la hacemos ante el CU en el entendido que la ULA es uno de los dos firmantes del Acta Convenio ULA-Apula”.


Omer Molina / Prensa Apula

La Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula) se dirigió al rector Mario Bonucci y demás miembros del Consejo Universitario, a través de un oficio, con el objeto de plantearle la ampliación del tiempo de permiso pre y post natal con la finalidad de homologarla con el tiempo que disfrutan las trabajadoras de esta casa de estudios.

El dirigente profesoral ulandino indicó que el artículo 78 del Acta Convenio ULA-Apula se rige por el artículo 385 de la LOT que específicamente establece que la trabajadora en estado de gravidez tiene derecho a un descanso de seis semanas antes del parto, y doce semanas después de dar a luz, o por un tiempo mayor a causa de una enfermedad o dictamen médico, “y conservará su derecho al trabajo y a una indemnización para su manutención y la de su hijo de acuerdo a lo establecido en la Ley de Seguridad Social”.

Trabajadoras gozan de seis semanas más

En este sentido, Andara destacó los beneficios de la cláusula 21 de la Normativa del Sindicato de Trabajadores ULA, que establece permisos más extensos que los de las profesoras ulandinas. “Esta cláusula de los trabajadores ULA, les permite gozar de 10 semanas en prenatal y 14 semanas en postnatal, para un total de seis semanas más que las docentes ulandinas, pudiendo ser acumulado a voluntad de la trabajadora, previa autorización del médico”.

También señaló que la cláusula 22 de la normativa de trabajadores establece permiso por paternidad, “permiso que no tenemos contemplado en nuestra Acta Convenio y sería favorable incorporarlo”, resaltó.

Por último explicó que como las ausencias por el pre y postnatal son generalmente cubiertas por la planta profesoral de cada facultad, esta modificación no repercutiría en el presupuesto de la ULA, “y representaría un acto de justicia para los profesores y profesoras ulandinos”