Follow by Email

jueves, 27 de enero de 2011

HCM básico de profesores ULA es el más bajo del país

Raúl Vegas pidió a la ULA respetar el Acta Convenio y a Fonprula el apoyo financiero para el programa de medicamentos.
Apenas es de 6 mil bolívares cuando debería ser de casi 70 mil

Omer Molina Prensa Apula-IPP
El sector profesoral universitario manifestó preocupación por la difícil situación de los programas de salud acrecentada por la subida del dólar preferencial para la compra de medicamentos que de alguna u otra forma continúa impactando el bolsillo de los universitarios. Así lo informó Raúl Vegas, tesorero de la Apula-IPP.

“Fundamentalmente nos preocupa que la Universidad de Los Andes, no ha asumido con seriedad la situación de los HCM del personal, sobre todo del profesoral, porque debemos recordar que la salud es un derecho constitucional y además de eso como lo establece el artículo 114 de la Ley de Universidades, la ULA está obligada a resolver los problemas de salud del personal docente y de investigación”.

Recordó la menguada cobertura del HCM básico de los profesores ulandinos que oscila en los 6 mil bolívares anuales para el grupo familiar, “es la cobertura más baja de todas las universidades del país, mientras que las otras universidades han ampliado su cobertura básica a través de los años, y no debe olvidarse el Consejo Universitario que los estudios de Plandes realizados en el año 2008 determinaron que la cobertura básica del personal docente debería oscilar los 45 mil bolívares y para el año 2010 debería estar esa cobertura en 68 mil bolívares”

Por último dijo que la universidad no da respuestas claras sobre el aporte del HCM que envía deficitario, irrespetando el Acta Convenio, y resaltó que el IPP-ULA asume la gran carga de siniestros que aumentan cada año, aunado a la fuerte cifra que representan los medicamentos de los tratamientos continuos de al menos 4000 profesores que los requieren. “desde el IPP le exigimos a la universidad el cumplimiento del Acta Convenio y a Fonprula le solicitamos que los recursos, que nos han servido de mucho, no se limiten sólo a HCM, sino que también ayuden a minimizar los costos de los medicamentos de los profesores con tratamiento continuo debido a la alta subida de precios en los proveedores”.