Follow by Email

martes, 8 de junio de 2010

Directiva de Fapuv continuará esquema de conflictos





Loaiza afirmó que las protestas continuarán “hasta que el Ministro y el gobierno respondan”


Nelson Espinoza/Prensa-ULA



Gran toma de la frontera a finales de julio



El pasado jueves la junta directiva de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) sostuvo una reunión en la ciudad de Caracas con la finalidad de analizar el cronograma de conflicto que se ha venido desarrollando en todo el país y analizar los resultados de la marcha nacional que tuvo lugar el pasado 27 de mayo, además de considerar la posición que ha mantenido el ministro de educación superior, Edgardo Ramírez, durante las últimas semanas.



La información la brindó Luis Loaiza, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), quien informó que durante la reunión se resolvió de manera unánime mantener el esquema de luchas y movilizaciones, explicando que ahora se llevarán a cabo marchas en las diferentes ciudades del país, “vamos a seguir en pie de lucha, porque sencillamente la posición del Ministro es irresponsable”, afirmó Loaiza, explicando que han reconocido los reclamos pero no se ha hecho nada para solucionarlos.



“Ni siquiera se han solicitado los créditos adicionales para el cumplimiento de los compromisos que tiene el gobierno con los universitarios”, afirmó el presidente de Apula, informando que ante esta situación resolvieron mantener, profundizar y seguir adelante con el esquema de conflictos “hasta que el Ministro y el gobierno respondan”.



En ese sentido Loaiza detalló que comenzaran con actividades en las facultades, celebrando asambleas seccionales en cada una, mientras que a finales de junio y principios de julio realizarán lo que han denominado como “la toma de la frontera”, la cual se presenta como un acto de protesta que permita llamar la atención del mundo sobre la destrucción de las universidades en Venezuela, concluyó Loaiza.

Luis Loaiza defendió modificación estatutaria de Fonprula



Loaiza estimó que la decisión viene a auxiliar a los profesores ante la mengua de sus salarios



Nelson Espinoza/Prensa-ULA
Luis Loaiza, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), opinó sobre la modificación del estatuto del Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal Docente y de Investigación de la Universidad de Los Andes (Fonprula), específicamente del Art. 3, acordada durante la sesión del Consejo Universitario (CU) del día 31 de mayo.

El presidente de Apula explicó que durante esta sesión se produjo un debate luego de la exposición central que él mismo hiciera, en donde expuso no sólo el debate abierto que se originó hace 8 años sino la necesidad de fortalecer los programas de salud del Instituto de Previsión Profesoral (IPP) en vista de la mengua de los salarios, los altos costos de los servicios médicos y un HCM de 6 mil BsF.

La decisión del CU permitió cambiar los porcentajes, explicó Loaiza, aumentando a un 50 por ciento de las ganancias operativas la cifra destinada a programas de salud y a 10 el dirigido a la universidad para el cumplimiento de los objetivos institucionales, “nos sentimos bien contentos porque desde el CU apoyamos esa decisión, votamos a favor de ella y hemos mantenido una posición de defensa de los programas de salud y de la autonomía, pero también de los derechos y las reivindicaciones gremiales”, concluyendo que ha habido personas sin presencia en el máximo órgano que a su juicio “quieren ganar indulgencia con escapulario ajeno”.

FONPRULA es también Salud







Omer Molina Martín/Prensa Apula-IPP

Luego de ser aprobada en el Consejo Universitario la ampliación del artículo 3 de la Fundación Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal Docente y de Investigación de La Universidad de los Andes (Fonprula), en virtud de lo cual se establece que el fondo aportará oficialmente la mitad de sus ganancias operativas para el HCM de los profesores, Luis Loaiza, presidente de la Apula-IPP, señaló que “gracias a este aporte se incrementará la cobertura del programa de salud en beneficio de todos los agremiados”.

“Después de ocho largos años, enfrentando constantes vicisitudes, finalmente hemos alcanzado esta meta que concreta un acuerdo entre los entes fundadores, permitiendo ampliar el objeto del fondo, convirtiéndolo legítimamente en un importante factor de bienestar y promotor del fortalecimiento de los programas de salud del profesorado ulandino”. ”.

“Los recursos de Fonprula siempre han sido y serán de uso exclusivo para la salud del profesorado”



Loaiza recalcó que los recursos de Fonprula están destinados únicamente para el pago de HCM, “no se utilizan ni para funcionamiento operativo, ni para gastos de personal, ni para ningún otro concepto. Se capitalizan en un fondo que está dirigido únicamente a fortalecer las coberturas de salud y al mismo tiempo se manejan en cuentas particulares que están a la vista y pueden ser monitoreadas con absoluta transparencia, de su ejecución se emiten informes periódicos, dando detalles caso por caso”.

“Estos recursos se utilizan en dos tramos: Después de agotar el HCM Básico por un monto de 8 mil bolívares y después de agotar el Programa de Cobertura Ampliada (PCA), por un monto de 30 mil bolívares, de manera que la contribución de Fonprula es clave para que las coberturas, sin costo alguno, compensen parcialmente los altos costos de los servicios médicos que utilizamos los profesores y nuestros familiares”, señaló Loaiza.

Continuó el líder y vocero del gremio de profesores ulandinos que la exposición hecha en el CU por su persona en nombre de todos los profesores, permitió orientar el debate y sensibilizar a los miembros de este cuerpo sobre la necesidad de fortalecer el HCM “sobre todo en momentos tan críticos como los que estamos viviendo, en los que Camiula enfrenta grandes dificultades para funcionar, el presupuesto repetido genera severas distorsiones en la dinámica institucional, los salarios son claramente insuficientes y se mantienen inalterables las coberturas del HCM Básico que cubre la Universidad para su personal docente y de investigación, todo lo cual se traduce en un franco deterioro del sistema de previsión social universitario”.

Sobre la discusión surgida en el CU sobre el porcentaje que debería aportarle Fonprula al IPP, indicó que a través de una clara mayoría, se determinó que el 50 por ciento de las ganancias operativas de Fonprula se dirigiera al HCM y un 10 por ciento se entregara a la Universidad para sus propósitos institucionales.

Manifestó finalmente júbilo, por esta decisión que se traduce en un voto de confianza al trabajo realizado en el IPP para atender las necesidades de salud del profesorado y añadió que en los próximos días, del Comité Ejecutivo del IPP, informará a todos los profesores afiliados el uso que se le darán a esos recursos en el fortalecimiento de las coberturas, “nosotros consideramos que esas coberturas deben aumentar sustancialmente”.

Desde el 2007, después de acordarse un mecanismo consensuado entre los tres miembros fundadores, Fonprula venía aportando al IPP, a través de la Universidad, cerca de 4 millones de bolívares al año, 30 por ciento de sus ganancias operativas, pero con la ampliación del artículo 3 de los Estatutos del fondo, este monto asciende al 50% de las ganancias operativas que ahora podrán transferirse directamente.