Follow by Email

martes, 29 de junio de 2010

Con récord de público finalizó la FILU 2010



ULA se luce por décimotercer año consecutivo

Durante más de nueve días de intensa actividad humanística y cultural, la cual contó con una asistencia masiva de merideños y visitantes provenientes de otras zonas de país, como por ejemplo los cerca de 3 mil niños que asistieron al pabellón infantil, así como los 5 foros temáticos que se desarrollaron y el disfrute de diferentes actividades de tipo cultural, tales como danzas, teatro y música.

La Filu 2010 contó con 5 tópicos que incluyeron temas del 19 de Abril de 1810, el Bicentenario de la Independencia de la República, la historia de la Universidad de Los Andes, los 150 años del natalicio de Tulio Febres Cordero, las perspectivas económicas de Venezuela en el siglo XXI y el desarrollo sustentable y situación del medio ambiente en el mundo.

Omer Molina Martín Prensa Apula-IPP


Por decimotercer año consecutivo las grandes editoriales nacionales y universales, los consejos de publicaciones universitarios y la comunidad de Mérida en general, dieron otro voto de confianza a la Universidad de Los Andes para romper record de convocatoria y realizar con todo éxito, la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU 2010) realizada del 18 al 27 de junio del presente año.


“Nuestra convocatoria tuvo mucha aceptación y ha sido legitimada, permitiéndonos en medio de muchas precariedades, recortes presupuestarios e impedimentos de pagos, lograr realizar una feria que no puede ser vista como una simple exposición o una vulgar venta de libros, la feria fue mucho más que eso, la feria involucró todo lo que tiene que ver con las editoriales, ediciones, coediciones, mercadeo, revistas científicas, pues además de haber presentado libros, presentamos artesanía de talla de madera, tejería, cestería, piedras preciosas, pintura y representaciones de informática y tecnología”, comentó José Antonio Rivas Leone, Secretario Ejecutivo del Consejo de Publicaciones ULA y coordinador de la FILU 2010.


La FILU 2010, que fue galardonada por la Cámara Venezolana del Libro (Cavelibro) y por el Centro Internacional del Libro, entre otros premios internacionales, contó para esta edición con 90 stands, 70 de ellos dedicados a libros y 20 dedicados a los trabajos de los artesanos y el material informático.

Desde primeras horas de la mañana, cada día, un pabellón infantil se encargó de recibir a los colegios privados y públicos de la ciudad con actividades culturales y representaciones teatrales ambientadas en el Diecinueve de Abril de 1810, en el marco del Bicentenario de la Independencia, además de disponer de monitores infantiles y juveniles para animar a los niños en tareas educativas.


Señaló Rivas Leone que para esta oportunidad, la FILU se estructuró con cinco foros temáticos de 10 a 12 del mediodía en el espacio bicentenario donde se abordó la historia de la ULA y sus orígenes, la relevancia del 19 de Abril de 1810, el Bicentenario de la Independencia y los 150 años del natalicio de Tulio Febres Cordero, “por quien reunimos a algunos biógrafos para rendirle un merecido homenaje lanzando una colección dentro del Consejo de Publicaciones dedicado a la vida de este gran escritor e historiador merideño”.


Los dos últimos tópicos comprendieron las perspectivas económicas de Venezuela en el siglo XXI y el otro, internacional y global, que contuvo temas sobre el desarrollo sustentable y el medio ambiente.

En el horario vespertino, no cesaron las actividades culturales, música, teatro, presentaciones y bautizos de libros y revistas académicos además de las exposiciones editoriales.


“Está feria nos permitió aglutinar a ciertas editoriales universitarias quienes se plantearon el desafío que junto a las universidades permitirán desarrollar el sello editorial universitario para producir libros de gran calidad, estética, y aun bajo costo, que apoyen la actividad del pregrado y posgrado con la accesibilidad para la comunidad profesoral, estudiantil y en general”.


El Consejo de Publicaciones de la Universidad de Los Andes se presentó en la feria con 41 títulos, entre ellos 6 tesis de maestría y doctorado en el formato academia que son libros digitales y 34 libros, 6 de ellos reimpresiones y 8 compendios que apoyan la actividad de pregrado y posgrado.


Fortalecerán el sello editorial de la Apula


Como miembro de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes, (Apula), Rivas Leone expresó que además de todas las actividades que la asociación realiza en el ámbito gremial, académico, deportivo y cultural, resaltó de este último la permanencia del Concurso Anual de Arte y Literatura, en donde se estudia la posibilidad junto con la universidad, en fortalecer el sello editorial de la Apula para promover coediciones entre el CP ULA y la editorial del gremio profesoral.


Por último, el catedrático de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas (FACIJUP), agradeció a todos los entes que colaboraron para hacer de la FILU un gran evento, como el Instituto de Bibliotecas del Estado Mérida (IBIME), quien colaboró con el vidriobus y con algunas actividades del pabellón infantil, al gobierno regional por prestar las instalaciones del Centro de Convenciones Mucumbarila, además de diferentes instituciones públicas y privadas como la Fundación Polar, Banco Banesco, Makro, Pepsi, helados EFE, Gráficas El Portatítulo, todo el equipo rectoral con principal distinción al Vicerrector Administrativo Manuel Aranguren, y al Secretario José Anderez, “Quienes dieron un aporte financiero muy valioso, no solamente para honrar los compromisos de las ediciones sino los compromisos del alquiler de las instalaciones del Mucumbarila”.

Plusfarmacia IPP aumentó de 35 mil a 1,6 millones Bs. su inventario

Desde el comienzo de su funcionamiento hace 6 meses

Omer Molina Martín/Prensa Apula-IPP


Al arribar a seis meses de funcionamiento, la farmacia del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad de Los Andes, (Plusfarmacia IPP), gracias a decisiones acertadas en el área administrativa, continúa reduciendo los tiempos de entrega de medicamentos, aumentando su inventario y disminuyendo los gastos del IPP para el pago de medicamentos en más de un 50 por ciento con respecto al año pasado.

“Muchos apostaron al fracaso de la farmacia en sus tres primeros meses, lo cual resultaba factible pensarlo viendo la alta inflación en el país y la crisis financiera de la universidad, el problema de las importaciones y las fallas graves en los medicamentos, pero las medidas administrativas que hemos tomado, han resultado exitosas, pues contamos hoy en día con un inventario elevado y muy rotativo, y aunque siguen habiendo fallas en cuanto a algunos medicamentos, esas adquisiciones han ido mejorando sustancialmente”, señaló Marylenlid Isla, coordinadora del Programa de Medicamentos del IPP.

A mediados del mes de mayo, la Droguería Cobeca, principal surtidora de Plusfarmacia IPP, organizó la Expo Cobeca 2010 (mesa de negocios en el campo farmacéutico venezolano que busca las mejores oportunidades de mercado para los minoristas en medicamentos, directamente desde los laboratorios), “una farmacia por ley, no puede comprar directamente a un laboratorio, si no es a través de una droguería, pero con la Expo Cobeca 2010, pudimos negociar mejores precios comprando por volumen directamente a los laboratorios más emblemáticos que le distribuyen a Plusfarmacia los medicamentos para los tratamientos continuos de los profesores”.

Las negociaciones que se hicieron en Expo Cobeca con Plusfarmacia-IPP, fueron unas de las más importantes, al compararla con negociaciones de una cadena de farmacias lo que redundará en menores costos de compra tanto para Plusfarmacia-IPP como para el profesor ulandino.

La demanda de Plusfarmacia-IPP se incrementa todos los días, pero gracias a estas negociaciones, comentó Isla, la disponibilidad de medicamentos se encuentra garantizada al menos hasta finales del mes de julio (con renovación de negociaciones por tres meses más), “Cada vez existen más beneficiarios y los titulares aprovechan más los medicamentos al obtener muy buenos comentarios de Plusfarmacia y eso ha logrado que los afiliados ipepistas conozcan más su programa, lo utilicen y se beneficien para su tratamiento continuo”.

Al aumentar el inventario en Plusfarmacia-IPP, también aumentan los periodos de crédito, y eso es algo, comentó Isla que “nos alivia mucho, pues obtenemos buena imagen, ya que las ventas en Plusfarmacia en un 80 por ciento son ventas a crédito, porque el profesor solo cancela el 25 por ciento del valor del medicamento que a su vez ya se encuentra con un 10 por ciento menos del PVP, y el 75 por ciento restante va a un trámite administrativo en el IPP, permitiéndonos mantener nuestro funcionamiento en óptimas condiciones y con mayor liquidez”.

Finalmente la también Secretaria de Asuntos Gremiales de la Apula, señaló que la imagen del IPP se encuentra en muy buena posición respecto al pago de distribuidores, “Plusfarmacia- IPP se mantiene al día con el pago a sus proveedores, y los descuentos que se le ofrecen a sus beneficiarios, es un descuento real que mantiene precios solidarios y muy bajos, que al compararlos con otras farmacias que tienen un 50 por ciento de descuento, se convierten algunas veces hasta un 50 por ciento menos de ese valor aquí en Plusfarmacia”.