Follow by Email

domingo, 14 de junio de 2009

Premiación del Concurso Literario Apula 2008




En la XII FILU 2009 desde Mucumbarila

Apula entregó siete premios del Concurso Literario 2008

Omer Molina Martín Prensa Apula-IPP

Durante la penúltima jornada de la Décima Segunda Edición de la Feria del Libro 2009, desde el Salón “Blas Coll” del Centro de Convenciones Mucumbarila, el Fondo Editorial de la Asociación de Profesores de La Universidad de Los Andes, entregó siete premios del Concurso Literario 2008, evento que despliega la institución en aras de ovacionar y enaltecer las obras en los géneros de cuento, ensayo, poesía y novela de sus agremiados.

El acto, presentado por Juan Manuel Fernández, Secretario de Asuntos Culturales de la Apula, contó con la presencia de distinguidos escritores e intelectuales de la Escuela de Letras de la Facultad de Humanidades y Educación ULA, quienes sirvieron de jurado en el concurso literario, entre ellos: Cecilia Cuesta, Josefina Peña Gonzáles, Arnaldo Valero, y Víctor Bravo.

En sus palabras de apertura, Fernández resaltó que por tercer año consecutivo, su dependencia cumple con el cometido de hacer entrega de los premios del concurso literario, en esta oportunidad del pasado año 2008.

Entre los galardonados se encuentran en el género de cuento, “Desde las Sombras” de Alí Medina Machado, segundo lugar; en género ensayo, “Las Elecciones Francesas de 2007” de Jesús Rondón Nucete, segundo lugar; y en poesía, “El Jardín de Las Hespérides” de Víctor Vásquez Medina, segundo lugar. Los primeros lugares fueron adjudicados para Ricardo Gil Otaiza con su obra “Trilogía de Efectos”, cuento; de igual forma para ensayo, Ricardo Gil Otaiza con “Tiempos Complejos, Fin del Mundo Científico”; “Delirio en París” de Antonio Eduardo Dagnino, novela y “Acuario de Sirenas y Otros Apuntes de Narsicope”, de Enrique L. Rojas Freites, en poesía.

Fernández indicó que las obras a las cuales fueron otorgados los primeros lugares, El Fondo Editorial de Apula, se compromete a publicarlas y serán bautizadas el próximo Día del Profesor Universitario, en diciembre de 2009 desde la sede de la asociación.

A título personal, el Secretario de Cultura de la Apula, también se comprometió a publicar la obra de ensayo “Las Elecciones Francesas de 2007” del distinguido profesor Jesús Rondón Nucete, “dada la gran importancia que tiene este ensayo para la vida política venezolana y muy particularmente como ensayo producido por un hombre profundamente universitario como lo es Jesús Rondón Nucete”, resaltó Fernández.

Bautizado “Memorias de Un Muchacho” de Don Tulio Febres Cordero

Al finalizar con la entrega de premios del Concurso Literario Apula 2008, los catedráticos procedieron a bautizar la obra “Memorias de Un Muchacho”, de Don Tulio Febres Cordero y compilada por el reconocido cineasta, Luigi López.

Víctor Bravo, de la Escuela de Letras, presentó el libro, y comenzó sus palabras citando al filósofo, poeta y filólogo alemán, Friedrich Wilhelm Nietzsche “el hombre puede soportar casi todo, siempre y cuando lo comprendan. La primera apetencia del hombre, es el sentido. Si las cosas tienen sentido, el hombre las asume, y el sentido de la vida y de las cosas lo dan dos puentes, uno, la finalidad, la intencionalidad, vivir y actuar para algo, la noción de trascendencia, actuar para algo trascendente, la finalidad. El otro puente es el inicio, el origen, la vida es desprendiéndose del origen y el origen tiene que estar cargado de sentido para que la vida tenga sentido. Si el origen y el final no tienen sentido, se quiebran los fundamentos de la existencia”.

En este libro, gracias al esfuerzo de Luigi López quien logró rescatar del olvido las “Memorias de un Muchacho”, Febres Cordero describe las costumbres y características de la ciudad de Mérida desde 1873 hasta veinte años después, además de la historia de la Universidad de Los Andes. “Todo esto lo hace –cuenta López- bajo la ficción de una historia autobiográfica en donde narra cómo se enamoró de su esposa, Teresa Carnevali Briceño, refiriéndose a esa forma de amar que existía en el siglo XIX”.

Don Tulio Febres Cordero escribe estas memorias desde la distancia, apelando a sus recuerdos. Allí cuenta cómo fue su juventud y cómo era la Mérida en la que él vivió. “De hecho, en 1924, cuando tales memorias se estaban imprimiendo, Don Tulio declara en un diario de Carora, que el objetivo de este libro es rescatar las tradiciones ya perdidas, pues considera que Mérida estaba cambiando. Esta obra es muy exquisita para comprender un poco más a la ciudad de Mérida”.

“Su prosa es muy actual, fluida y fácil de entender, no tiene afecciones como otros escritores de su tiempo, y esto puede observarse en sus libros, tanto de ficción como de narrativa”, comentó López, describiendo el estilo de Don Tulio Febres Cordero.

Esta obra forma parte de un proyecto del profesor Luigi López, el cual busca recoger la imagen fotográfica de la ciudad y rescatar las obras príncipes que no cuentan con una segunda edición y que fueron publicadas a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

La Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) es un espacio cultural abierto no sólo a la exposición y venta de libros, sino también a otras manifestaciones culturales y del mundo editorial, como presentaciones y bautizos de libros, conciertos, exposiciones artesanales, cursos, conferencias, talleres, etc.
La FILU atrae a los principales medios de comunicación de Venezuela, escritores, autores, artistas, promotores culturales, niños, estudiantes, expositores, artesanos y editores. Recibe cada año a 100 mil visitantes, 60 expositores de Venezuela e Hispanoamérica, cerca de 3 mil 500 niños de escuelas merideñas y comunidades vecinas.
Lo organiza la Universidad de Los Andes, a través de su Consejo de Publicaciones, y se viene celebrando ininterrumpidamente desde hace doce años.


Siembra del Bosque de Profesores Universitarios


En los espacios del Complejo Recreativo “El Crucetal”

Apula comenzó plan de reforestación “Siembra del Bosque de Profesores Universitarios”

“Toda iniciativa que tienda a producir, conservar y hacer recreación de la naturaleza, es positiva. Esta gestión que adelanta la Apula-IPP y SPJ, es realmente hermosa porque es una escuela para todo el que desee participar en ella”, comentó el destacado ambientalista, conservacionista y profesor universitario Hernán Finol.

Omer Molina Martín/Prensa Apula-IPP

Por iniciativa de la Seccional de Profesores Jubilados, la comunidad profesoral de la Universidad de los Andes, comenzó un plan de reforestación en los espacios del Complejo Recreativo “El Crucetal” de la Apula-IPP, al que denominaron “Plan Siembra del Bosque de Profesores Universitarios”.
El plan, que aglutina también la colaboración de la Alcaldía del Municipio Libertador de Mérida y del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Forestal, INDEFOR - ULA (Laboratorio de Semillas Forestales); concentra un diseño de bosque paisajístico con especies adecuadas al espacio, privilegiando tanto a las zonas arbóreas, como a la floración, con el objetivo de lograr la mayor vistosidad y atractivo turístico en el complejo recreativo.
“Los árboles que sembraremos serán adecuados a la zona árida que presenta El Crucetal, tanto nativos como exóticos, tales como: flamboyanes, acacias, casias, indio desnudo y demás especies de clima caliente”, comentó Lino Valera Briceño, director de Indefor.
Luis Loaiza, presidente de Apula-IPP, aplaudió la iniciativa de los jubilados, ofreciendo su mayor colaboración en la concreción de este plan de reforestación, “junto a este plan, desarrollaremos aún más el proyecto de la nueva imagen que presenta El Crucetal desde hace ya casi 3 años, en donde se han mejorado considerablemente sus instalaciones, con nuevas caminerías, áreas verdes, servicios públicos, piscina, churuata, parrilleras, restaurante, mejores sistemas de aguas e instalaciones deportivas; de allí, que contribuiremos todos los profesores a convertir a El Crucetal que es un complejo recreativo, ahora, también en una escuela de reforestación, preservación y conservación del ambiente en la Ciudad de Mérida”, precisó Loaiza.
El líder del gremio profesoral también anunció que la Apula-IPP aportará recursos tanto financieros como humanos para el mantenimiento y mejor cuidado del naciente bosque.
Por su parte, Eleazar Ontiveros, presidente de la SPJ, destacó que la idea de Elda Oquendo, Secretaria de Asuntos Gremiales de esta seccional, tiene como objetivo “sembrar vida, ya que los árboles a través de una energía lumínica, adquieren energía química que alimenta a los animales, produce nutrientes, proteínas y oxígeno. De allí que la primera fase de concreción del programa tiene la idea de ser manejado científicamente, con la colaboración de la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad de Los Andes y con El Ministerio del Ambiente, para obtener un modelo en El Crucetal y una metodología procedimental que nos proyecte a hacer un segundo y tercer bosque en otras partes, convirtiéndolo en un programa continuo, en el entendido de que no queremos que sea una iniciativa voluntarista, sino que salga de principios eminentemente científicos”, destacó Ontiveros.
Orlando Ramírez, Jefe del Departamento de Conservación Ambiental de la Alcaldía de Libertador, indicó que este despacho aceptó cordialmente la invitación que le hiciera la comunidad profesoral, con el sumo interés por la ecología y conservación del ambiente en la entidad. “Como la alcaldía tiene esta responsabilidad con el municipio, nos hemos hecho presentes en esta jornada para coordinar toda una programación que se comenzará aquí en El Crucetal, pero que se continuará y se proyectará en otras áreas de la ciudad, en donde esperamos se nos incorporen otros organismos oficiales como el Ministerio del Ambiente, Inparques, grupos ecológicos y demás interesados que de una u otra forma le quieran dar un cariño a Mérida”, exhortó Ramírez.
“Toda iniciativa que tienda a producir, conservar y hacer recreación de la naturaleza, es positiva. Esta gestión que adelanta la Apula-IPP y SPJ, es realmente hermosa porque es una escuela para todo el que desee participar en ella”, comentó el destacado conservacionista y profesor universitario Hernán Finol.
“Estamos dentro del marco de una iniciativa conservacionista e institucional. Es una iniciativa que no solo es conservacionista, sino también de unidad y solidaridad con el planeta tierra y con las almas que los habitamos, por eso nosotros como profesores universitarios debemos dar ese ejemplo, el de venir y sembrar estos árboles para que un día vengan nuestros hijos y nietos a visitar este bosque que cultivaron sus abuelos y padres, eso sería para nosotros, una gran satisfacción”, señaló Elda Oquendo, Secretaria de Asuntos Gremiales de la SPJ y promotora del proyecto.
Finalmente, al igual que Hernán Finol, el destacado ambientalista y conservacionista, Aníbal Luna, manifestó sentirse solidario con la iniciativa de Oquendo, de crear el Bosque del Profesor Universitario, aduciendo que dicha idea es plausible desde todo punto de vista, “es necesario que todos los ciudadanos sembremos árboles porque ayudan a evitar el calentamiento global y en el caso específico del Crucetal, contribuyen a preservarlo como una importante fuente de atractivos paisajísticos, turísticos y recreacionales para el profesor universitario y sus familiares”.

¿DEBEMOS TRANSFORMAR LA UNIVERSIDAD?


Ingrid Tortolero
Sec Académica de APULA
Correo:ingridtortolero@hotmail.com


La etapa de transición que hemos estado vivenciado desde finales del siglo pasado ha sido percibida por distintos autores desde diferentes ángulos, lo cual ha llevado a identificarla con diferentes denominaciones, Así, en el aspecto filosófico-cultural, ha recibido el nombre de postmodernidad (Lyotard), en cuanto a la evolución de la sociedad mundial y el desarrollo tecnológico, Toffler la ha llamado la época de la Tercera Ola; mientras que otros han enfatizado el aspecto productivo, como es el caso de Drucker, quien ha bautizado este período histórico de la humanidad como sociedad postcapitalista o sociedad del conocimiento.
El alto desarrollo logrado en las tecnologías de la información y la comunicación ha impacto de tal forma a la sociedad contemporánea que está transformando de manera acelerada la forma en que la gente trabaja, vive y se relacionan. Al respecto, Fernández-Aballí (2000) ha expresado que: La revolución de la información, va a modificar de forma permanente la educación, el trabajo, el gobierno, los servicios públicos, el mercado, las formas de participación ciudadana, la organización de la sociedad y las relaciones humanas, entre otras cosas.
El cambio paradigmático a que conlleva el proceso de transformaciones en las que nos encontramos inmersos actualmente, tiene importantes implicaciones que deben ser consideradas por la universidad en su proceso de reforma. Estas son de cuatro tipos:
1. Axiológicas, en tanto que supone el surgimiento de una nueva escala de valores que reivindique la necesidad de la convivencia humana en un mundo de solidaridad, bienestar social y paz.
2. Epistemológicas, en el sentido de la consideración de nuevas formas de producir el conocimiento, distintas a las del modelo clásico legado por la modernidad.
3. Ontológicas, en cuanto a la concepción del tipo de hombre que demandan los nuevos tiempos, el cual debería tener algunas de las siguientes características: una visión sistémica de la realidad (todo está relacionado con todo), la posibilidad de pensar globalmente y actuar localmente, capacidad autocrítica, autogestionario, con habilidad para aprender permanentemente, posibilidad de combinar el pensamiento lógico con la creatividad, capacidad para transferir lo aprendido, pensamiento imaginativo y visualización, control emocional y comunicación generativa.
4. Gerenciales, en el sentido del desarrollo de un nuevo paradigma empresarial fundamentado en el aprendizaje organizacional, el conocimiento como el principal recurso que agrega valor al sistema productivo, la competitividad y la cooperación mutua. Estos cambios exigen no sólo adaptarse a una nueva situación, sino prepararse para vivir en un equilibrio inestable; es decir, en un proceso de adaptación permanente a las exigencias de un entorno cambiante y caótico.
Ante la situación planteada, la pregunta obligada es ¿Qué debería hacer la universidad para enfrentar con éxito los nuevos retos que plantea la realidad económica, social, política y científico-tecnológica del siglo XXI? Y la respuesta, casi obligada es: la universidad debe cambiar, si quiere sobrevivir. Sobre esta aseveración existe un consenso casi universal, como se desprende de las diferentes consultas internacionales realizadas por la UNESCO (1998) con relación a este tema.
La universidad deberá hacer un gran esfuerzo por apoyar su gestión al máximo en el uso de las NTIC en un enfoque virtual.
No obstante lo anterior, es prioritario que los universitarios tengamos presente que más allá del aspecto tecnológico, la fundamentación de la transformación universitaria, depende básicamente de:
1-La visión compartida que tengan los miembros de la comunidad académica acerca de un nuevo modelo universitario que responda a las expectativas de cambio a que aspira dicha comunidad, así como la sociedad global,
2-El compromiso para su instrumentación, asumido por los diferentes actores institucionales, orientados por genuinos valores académicos y,
3-Las acciones estratégicas emprendidas por el liderazgo universitario, como responsable de guiar el proceso de transformación.

Experimento Bolivariano




De Alfredo Ramos Jiménez


Apula bautizó el libro “Experimento Bolivariano”

En un concurrido acto celebrado en el auditorio de la Apula, fue bautizado el libro “El Experimento Bolivariano”, del profesor Alfredo Ramos Jiménez. En dicho acto estuvieron presentes el rector de la Universidad de Los Andes, Mario Bonucci, quien saludó efusivamente la aparición de este importantísimo libro, editado por la ULA, y que contribuye de manera efectiva al análisis político de la Venezuela contemporánea. También asistió la vicerrectora académica de nuestra máxima casa de estudios, Patricia Rosenzweig, directivos del gremio de profesores, Luis Loaiza y Raúl Vegas, así como un representativo número de profesores e invitados especiales, y el profesor Jesús Rondón Nucete, presentador del libro.
Luis Loaiza, presidente de Apula, manifestó sentirse muy honrado por la asistencia de un público tan calificado a compartir un triunfo intelectual del doctor Alfredo Ramos Jiménez, autor de un importante libro que es un aporte a la reflexión sobre la política en Venezuela y sobre todo del fenómeno que por muchos años dejó descolocados a los politólogos, y que hoy “a partir de este estudio se revierte esa tendencia”. Agradeció Loaiza la presencia del rector y de la vicerrectora académica de la ULA en este acto que une a todos los universitarios, asimismo la presencia de los miembros del Consejo Universitario, a los directivos de Apula, y por supuesto al presentador del libro, “un ilustre profesor de nuestra Facultad y un disertador de altura, que estoy seguro hará una presentación del libro que nos motivará aún mucho más a leerlo y a buscarlo”. También Loaiza felicitó al profesor Ramos Jiménez al sentirse orgulloso que un profesor de la Escuela de Ciencias Políticas, “nuestro maestro de alguna forma y de muchas formas en los estudio de la ciencia política esté aquí con un exalumno bautizando un aporte que consideramos fundamental para la disciplina”.
El presentador del libro “El Experimento Bolivariano”, Jesús Rondón Nucete refirió primeramente aspectos biográficos del autor del libro, señalando que Alfredo ramos Jiménez conoció el socialismo real lo que le hizo comparar con el proyecto del socialismo del siglo XXI, en cuyo estudio se empeñó. Sobre el libro en sí, Rondón Nucete hizo un profundo análisis e indicó que el mismo comprende 8 capítulos, precedidos por una introducción muy interesante y en el que se considera a Venezuela como un laboratorio político para la investigación en esta materia. También desglosa en análisis estos 8 capítulos en los que se trata de identificar las causas que llevaron al fracaso del sistema que imperó en Venezuela hasta finales del siglo anterior, y las causas de la búsqueda por el venezolano de un nuevo tiempo, “lo que a la larga se ha traducido en lo que él llama un nuevo liderazgo o un liderazgo plebicitario, es la identificación que el autor hace de quien conduce el proceso que el país vive”.
Seguidamente se refirió a los restantes capítulos del libro bajo el análisis del liderazgo político y calidad de la democracia, considerando estos aspectos vinculados, así como el análisis que hace el autor de momentos actuales de enorme importancia, como los momentos electorales que autor llama bolivarianas, lo que lleva a la formación y consolidación del autoritarismo electoral, donde se encuentra el mecanismo para el fortalecimiento del liderazgo plebicitario.
Dijo que el autor en su libro “Experimento Bolivariano” es un hombre comprometido, y en consecuencia, adelanta una tesis acerca de preguntarse si constituye el chavismo un populismo revolucionario, destacando que los regímenes populistas no han tenido éxito, sin embargo ahora se nos pretende ofrecer otra cosa, “el populismo que observamos no es el populismo de antes”, por lo tanto el autor afirma que se requiere un estudio más amplio sobre este tema en concreto. Finalmente Rondón Nucete invitó a leer el libro, pues lo considera un aporte muy importante a la dinámica de la ciencia política y al análisis de la realidad de la Venezuela de hoy.
A finales de junio

Apula bautizará el libro “La ética en el ejercicio de la Odontología”, de Pino Pascucci y Gabriel Travieso

A finales del mes de junio del corriente la Apula procederá a bautizar el libro “La ética en el ejercicio de la Odontología”, escrito por los profesores universitarios Pino Pascucci y Gabriel Travieso. Esta publicación fue editada por la ULA, con el decidido apoyo del Vicerrectorado Administrativo, por intermedio de su vicerrector administrativo, doctor Manuel Aranguren.
Este interesante trabajo fue presentado al Consejo de la Facultad de Odontología de la Universidad de Los Andes, como Credencial de Mérito para optar a la Categoría de profesor Asociado, en el escalafón docente, según el artículo 165 del Estatuto del Personal Docente y de Investigación, el profesor Dante Pino Pascucci Stelluto; y para ascender a la Categoría de profesor Titular, en el escalafón docente, según el Artículo 167 del estatuto del Personal Docente y de Investigación, el profesor Gabriel Eduardo Travieso Morillo. El jurado evaluador, según se evidencia del Acta-Veredicto de fecha 11 de diciembre de 2006, impartió su aprobación y recomendó su publicación.
“la ética en el ejercicio de la Odontología”, describe, entre otros temas, la importancia que tienen los conceptos de carácter social y cultural para el ejercicio y práctica creadora: la Odontología como ciencia, como praxis, la Odontología en Venezuela, historia, la ética. El libro resume innumerables experiencias acumuladas de sus autores en su dilatada y fructífera carrera como docentes en el Departamento de Odontología Preventiva y Social.
Este libro, sin dudas, será de gran utilidad para estudiantes. También facilitará, como herramienta útil, al profesional en ejercicio como guía principista de su hacer y para que “le oriente en sus decisiones con sujeción consciente a reglas que procuran el bien común, el respeto al ser humano y el enaltecimiento de la profesión”.