Follow by Email

miércoles, 18 de marzo de 2009

Comité Intergremial de Conflicto Universitario




Comité Intergremial Universitario anunció comienzo de jornadas de protesta para impedir cierre técnico de universidades públicas

Representantes de todos los gremios ulandinos se reunieron para hacer un llamado a toda la comunidad merideña a que se sume a estas jornadas de protesta, alertando las graves consecuencias que tendría para el estado, el cierre de nuestra primera Casa de Estudios.

Omer Molina Martín Prensa Apula-IPP

La comunidad universitaria continúa en su lucha por las reivindicaciones y en contra de un presupuesto repetido, en esta oportunidad desde tempranas horas de la mañana de ayer miércoles, la fuerza unida denominada “Comité Intergremial de Conflicto”, compuesta por todos los gremios ulandinos y el movimiento estudiantil, anunció en rueda de prensa desde el aeropuerto Alberto Carnevalli, el comienzo de las jornadas de protesta que se llevarán a cabo en todas las universidades autónomas del país.
“La razón de esta propuesta se debe al cerco presupuestario al cual nos ha sometido el Gobierno Nacional”, señaló Marylenlid Isla, Secretaria de Asuntos Gremiales de la Asociación de Profesores de La Universidad de Los Andes (Apula).
Isla, en representación del gremio profesoral presidido por Luís Loaiza, quien se encontraba en el día de ayer desde la ciudad de Caracas, en una marcha nacional de universidades, convocada por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) a razón de este mismo esquema de conflicto; indicó que dicho cerco está conduciendo a lo que el gobierno está apostando, “el cierre técnico de las universidades públicas”.
En la marcha convocada por la Fapuv en Caracas, los representantes de las 18 universidades inscritas en la federación, entregaron un documento en la sede del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior, cuyo escrito contempla todas las exigencias que los gremios universitarios le hacen al Gobierno Nacional.
“Toda la comunidad universitaria rechaza contundentemente este cierre técnico, y no vamos a ser nosotros los responsables de ese cierre”, acotó Isla.
Los universitarios descartan por completo medidas como el paro indefinido de las universidades, “en ningún momento se ha considerado paralizar las actividades o cerrar la universidad como tal”.
“Ya basta de tanta mentira, ya basta de tanta desfachatez del gobierno, el cual ha despilfarrado una gran cantidad de dinero y ahora nos pide a nosotros que nos apretemos los pantalones, nos desconoce las actas convenio, desconoce los beneficios que derivan de las contrataciones colectivas, desconoce por completo las normas de homologación y decretan unilateralmente un pírrico aumento salarial, el cual nunca han cumplido en su totalidad”.
Además de estas reivindicaciones, el gremio profesoral exige los pagos del retroactivo, pago de la prima por hogar como una extensión de beneficio, pago de cesta ticket para los profesores jubilados, pagos de los pasivos laborales y una serie de erogaciones que debe realizar la universidad para el personal A.T.O.
Continuó Isla diciendo que la universidad ha tenido que destinar recursos que son propios de las cajas de ahorro y de los fondos de jubilación y demás programas de importancia, para el pago de sueldos y salarios, “estamos hablando de la erogación para otro tipo de proyectos tales como el del Núcleo del Vígia o el del Núcleo del Valle de Mocotíes, si la situación no se subsana, estos núcleos y todos los proyectos nuevos que se comenzaron en algún momento, van a tener que cerrar”.
Por el gremio profesoral, además de isla, también expresaron sus preocupaciones los profesores Virgilio Castillo, de Apula-Medicina, Ángel Andara de Apula-Ingeniería quienes estuvieron acompañados de Raúl Vegas, tesorero y Luis Montilla, Apula-Facijup.
Por la Asociación de Empleados de la Universidad de Los Andes (Aeula), Antonio Van Grieken, hizo un llamado a toda la comunidad merideña a apoyar las medidas de protesta que se desplegarán de acuerdo a las reuniones de Fapuv y las asociaciones de profesores, “no vamos a cerrar indefinidamente a la universidad, pero si vamos a hacer dentro de ella, acciones que toquen la sensibilidad de cada familia y de cada trabajador, empleado y obrero universitario, que por supuesto será extensivo a tocar al sector estudiantil porque es este sector, un baluarte en la lucha por la defensa de nuestro país y de nuestra universidad”.
También Carlos Smith habló por el Sindicato de Profesionales de la ULA (Siprula) y el Movimiento 13 por los estudiantes.

Política de asfixia y maltrato

Más adelante, los gremios universitarios catalogaron como un juego de distracción, las informaciones del Ministerio de Educación Superior, que circularon en diversos medios de comunicación, en donde afirmaba la cancelación de casi 480 millones de Bolívares Fuertes a las universidades de todo el territorio nacional para cubrir todas estas necesidades, “eso devela un poco la política que ha tenido el gobierno para con las universidades, la política de asfixiarla, de ahorcamiento y maltrato, de esos 477 millones de bolívares, únicamente se está cancelando la tercera porción de la deficiencia presupuestaria del año 2008, y aparte de eso, un gran monto de ese dinero corresponde a los meses de enero y febrero de un apenas treinta por ciento de aumento, son sólo deudas las que se pagarán con ese dinero”, señaló Andara.
El presupuesto repetido de las universidades no puede cubrir las contingencias que vienen surgiendo, la Universidad de Los Andes presenta un déficit presupuestario que asciende a los 500 millones de Bolívares Fuertes, de allí que vaticinan su cierre técnico para el mes de julio 2009, el Comité de Conflicto reiteró su llamado a toda la comunidad merideña a luchar por mantener abierta su Alma Máter, para ello informarán sobre las actividades y estrategias ha desarrollar en los próximos días.