Follow by Email

sábado, 18 de abril de 2009

Loaiza explicó déficit del IPP

Vea y escuche parte de la exposición que hizo Luis Loaiza ante representantes de la SPJ y Fonprula, explicando el déficit que actualmente enfrenta el IPP

video

Servicios de HCM automatizados


IPP mejorará los servicios de HCM con nuevo software de automatización

Como el sistema está desarrollado bajo entorno Web, permitirá que los profesores puedan consultar sus solicitudes y estados de cuenta desde la comodidad de sus casas o sus oficinas con tan sólo contar con un PC y conexión a Internet”.

Omer Molina Martín

La Grencia General del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad de Los Andes (IPP-ULA), compuesta por los profesores Luis Loaiza, Raúl Vegas y David Fermín, presentó en su sede, en reunión especial y ante los directivos de la seccional de jubilados, Fonprula y demás miembros del gremio profesoral; el programa de automatización de los procesos en pro de mejorar los servicios que el IPP actualmente brinda a sus beneficiarios del HCM.
El software, que estuvo sometido a un previo estudio de los procesos que se llevan dentro de la institución, determinó la necesaria actualización de la plataforma tecnológica del IPP, “el sistema trabaja bajo entorno Web y tiene bondades de ser escalable, es decir, podemos ir agregándole nuevas funcionalidades en el tiempo, mantenidas y cuenta con toda la documentación de cada una de las aplicaciones y estructuras de la base de datos”, explicó Jesús Godoy, ingeniero diseñador del programa.
Además, los profesores que se encuentran en los núcleos de Táchira y Trujillo, podrán procesar las solicitudes de carta aval, farmacias y laboratorios, reduciendo los tiempos de respuesta que actualmente reciben, “como el sistema está desarrollado bajo entorno Web, permitirá que los profesores puedan consultar sus solicitudes y estados de cuenta, desde la comodidad de sus casas o sus oficinas, con tan sólo contar con un PC y conexión a Internet”.
El link, (dirección Web), aún no se encuentra activo, pero en fecha próxima la Gerencia General del IPP, informará a sus adscritos, cómo poder acceder al sistema.
Por su parte, Eleazar Ontiveros, presidente de la Seccional de Profesores Jubilados, indicó que existe ya una definición para que los profesores puedan hacer cualquier trámite del IPP o recibir cualquier tipo de información, desde su casa por vía Internet, “eso no los exime de que puedan hacerlo personalmente, pero se está produciendo algo que va a facilitar enormemente no sólo al profesor, el acceder cuando crea conveniente , todo lo concerniente a sus problemas de salud, y demás solicitudes, sino, que además permitir al IPP, mediante los datos que se acumulen en un servidor, administrar más expeditamente todo lo que tenga que administrar”.

Profesores volvieron a discutir situación actual del IPP para dar cuenta de su alto déficit

Conjuntamente a la presentación del programa de automatización de los procesos del HCM, la Gerencia General del IPP, posteriormente volvió a exponer en voz de su presidente, Luís Loaiza, la situación actual del IPP, con datos ejecutados hasta diciembre de 2008.
La reunión, considerada de “muy positiva” por Eleazar Ontiveros, buscó mecanismos de cómo mejorar las normas de utilización del dinero aportado por Fonprula, “todo eso es positivo, porque lo que se está buscando en el fondo es ver cómo el hecho de que los ingresos son inferiores a los egresos en el IPP, pueda llegarse a una aproximación de los dos, produciendo algunas restricciones, ajustes y adecuaciones en los procedimientos y consideraciones que deben seguirse en cada uno de los casos implicados de los servicios que ofrece la institución”.
Las directivas de Fonprula, Apula y SPJ, discutieron en días pasados el problema del déficit del IPP con detenimiento, acordando una serie de proposiciones que serán llevadas al Consejo Superior para que esta primera instancia del gremio profesoral las considere pertinentes porque “todas las medidas que se tomen, de alguna manera, van a impactar a los profesores universitarios, por ejemplo, el PCA, en mi opinión, debe aumentarse la prima, porque es completamente insólita en relación de lo que pasa externamente en la cuestión de los seguros privados y de otra índole, se debe realizar un ajuste con respecto a la utilización de los medicamentos que no pueden ser ilimitados, sino que deben tener una prescripción de un número x determinado, y de allí en adelante, tiene que producirse necesariamente la responsabilidad por parte del profesor”.
Ontiveros propuso en la pasada reunión, la búsqueda de un psicólogo social que les permitiera orientar el proceso de información de las modificaciones a la totalidad del colectivo con el fin de buscar el mejor entendimiento de las razones, “y que no solamente demos a conocer la decisión, sino las razones que indujeron a tomar ese tipo de decisión”.
Leo Contreras, presidente de Fonprula en relación a la situación del IPP, indicó que actualmente, la fundación en lugar de enviar una sola remesa a la universidad, le está enviando dos, una para pensiones y jubilaciones, y la otra recientemente para la salud y previsión social de los profesores, por lo que la universidad inmediatamente debería transferir estos recursos al IPP, ya que Fonprula no puede transferírselos directamente por prohibición de los estatutos.
“Ahora bien, como la crisis de salud no es solamente en esta universidad, sino en todas las universidades, este fondo ha sido vanguardista en el sentido de ampliar el objeto de Fonprula, o de los fondos de jubilaciones, y entonces, en lugar de denominarnos para pensiones y jubilaciones únicamente, estamos ampliándonos para salud y previsión social, y sobre ese marco, está ya elaborado, una reforma de estatutos en manos de los tres miembros fundadores, Apula-SPJ y el Consejo Universitario, estamos a la espera de que estos tres miembros fundadores se reúnan y den su aprobación definitiva a esos estatutos para que queden vigentes y nosotros podamos autónomamente transferirle al IPP los recursos que le corresponden para salud de los profesores”.
Aunque Fonprula, envía una remesa de 30 por ciento a la universidad para que los trasfiera al IPP y así poder subsanar el déficit de salud en el IPP, estos recursos resultan insuficientes, llegando a aminorar sólo un 40 por ciento del déficit total.

La defensa de la universidad es de todos




Gremios profesionales se reunieron en Apula para defender la universidad

Omer Molina Martín


Desde los espacios de la Apula, se realizó el pasado viernes 17 de abril, una reunión intergremial que aglutinó a toda la fuerza viva de Mérida, entre ellos, los colegios profesionales del magisterio, licenciados en educación, administradores, contadores, odontólogos, cámara de comercio, entre otros, con la idea de que la defensa de la universidad, compromete a todo el conglomerado trabajador y profesional merideño.
Luis Loaiza, presidente de Apula, indicó que el gremio profesoral desde hace muchos años no había concertado una reunión de tal magnitud que reuniera todos los colegios profesionales, de allí que la catalogó de muy exitosa y significativa en la defensa del Alma Máter en la región andina, “la respuesta ha sido muy positiva, los gremios se han comprometido a apoyar la defensa de la universidad, a divulgar en cada uno de sus espacios la precaria situación que está enfrentando la universidad, y sobre todo, a defender una institución que consideran clave para el estado de derecho, pero también para el ejercicio de la libertad y la democracia, entonces en términos generales, ha sido una reunión tremendamente fructífera de la cual hemos traído un conjunto de observaciones y acciones para realizar actividades conjuntas”.
Entre los puntos acordados en la reunión se encuentran el apoyo y la participación de estos sectores en la marcha pautada para el próximo 29 de abril, la participación en las otras actividades de calle convocadas por la comunidad universitaria, y principalmente, “la expresión de la posición de cada uno de estos sectores frente a la circunstancia universitaria, en cada uno de sus propios espacios”.
Por último, Loaiza consideró que de esta reunión salió fortalecida la unidad entre la universidad y una parte muy importante de la comunidad en donde se dieron opiniones e ideas muy valiosas que permitieron conectar el sentimiento de la universidad con el sentimiento de todos los merideños, sin ningún tipo de exclusión, “porque la defensa de la universidad no es una defensa partidista, la defensa de la universidad, dado que la universidad nos trasciende, es defensa de todos”.
Como ya es sabido, desde hace varios años, la ULA, al igual que todas las universidades autónomas del país, al no poder concretar acuerdos con el Gobierno Nacional, en las entidades y representantes del CNU y OPSU, enfrentan deficiencias presupuestarias, que han generado efectos perversos en la dinámica académica y administrativa de la institución y en la situación socioeconómica de sus trabajadores, llegando a lo que toda la comunidad universitaria y merideña teme, el cierre técnico de esta gran casa de estudios.

miércoles, 15 de abril de 2009

Comunicado Gerencia General del IPP


Gerencia General del IPP



SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DEL PROGRAMA DE FARMACIA DEL IPP


*. El aumento desproporcionado durante el primer trimestre del año de los gastos del programa de farmacia que provee tratamientos continuos a nuestros afiliadosy la misma situación general que vive la Universidad, la cual generó retrasos en los envíos de recursos para amortizar la deuda contraída con las farmacias, deuda que al día de hoy se estima en dos millones doscientos noventa y dos milcuatrocientos sesenta y tres mil bolívares fuertes (2.292.463), ha provocado una situación en virtud de la cual el proceso regular de funcionamiento del programa se ha visto entorpecido y que los proveedores hayan tomado medidas restrictivas en la entrega de medicamentos.
*. La Gerencia del IPP está trabajando para resolver esta coyuntura y se ha convocado a un Consejo Superior para el día jueves 23 en el que se adoptarán un conjunto de medidas que nos permitan garantizar la permanencia en el tiempo deeste vital programa.
*. Entre tanto, la Gerencia del IPP está tomando las medidas necesarias de orden interno para elevar el nivel de eficiencia administrativo que le ahorren a los usuarios las molestias causadas.
Gracias por su atención

Fonprula podría convertirse en instituto de previsión


Profesores presentarán proyecto de normativas para cambiar el objeto de Fonprula
Omer Molina Martín

“Al producirse el cambio del objeto de Fonprula, tal como se dijo en el núcleo nacional de fondos, el cual aceptó Antonio Castejón, director de la Opsu, permitiría la conversión de un fondo en una especie de instituto de previsión, y al convertirse en instituto de previsión, Fonprula no tendría por qué aportarle dinero a la universidad para las pensiones, sino la totalidad del dinero, que son 8 millones de bolívares fuertes, se trasladarían directamente para el IPP y los programas de salud”, dijo Eleazar Ontiveros, presidente de la Seccional de Profesores Jubilados

La Seccional de Profesores Jubilados, (SPJ), presidida por Eleazar Ontiveros, convocó a una reunión especial al Comité Ejecutivo de la Apula y a los directivos de Fonprula, con el fin de realizar consideraciones definitivas respecto al Fondo de Jubilaciones y Pensiones de la Universidad de Los Andes.
“Llegamos a acuerdos bastante importantes sobre el particular, es decir, después de conocer los pormenores, las dificultades que han habido y las experiencias acumuladas, consideramos que deben reproducirse algunas normas que eliminen todas las dificultades que se produjeron con anterioridad”, señaló Ontiveros.
Por otra parte, indicó Ontiveros, que dichas normas deben estar también relacionadas con el cambio definitivo del objeto de Fonprula, el cual ya llevan los profesores, 10 años intentándolo definir.
“Al producirse el cambio del objeto de Fonprula, tal como se dijo en el núcleo nacional de fondos, el cual aceptó Antonio Castejón, director de la Opsu, permitiría la conversión de un fondo en una especie de instituto de previsión, y al convertirse en instituto de previsión, Fonprula no tendría por qué aportarle dinero a la universidad para las pensiones, sino la totalidad del dinero, que son 8 millones de bolívares fuertes, se trasladarían directamente para el IPP y los programas de salud”, agregó.
Otro punto discutido en la reunión, de acuerdo a las declaraciones emitidas por Castejón en nombre del Gobierno Nacional, quien señaló que los fondos deben convertirse en verdaderos institutos de previsión, asegurando que “nunca serán intervenidos”, es la creación de un documento que le demuestre fehacientemente al gobierno, que Fonprula prácticamente, dado que aún no se aplica la Ley Orgánica de Seguridad Social, (LOSS), “lo que le está es facilitando o resolviendo un problema al gobierno porque estamos asumiendo una responsabilidad, que sería la universidad a través del presupuesto dado por el Ejecutivo Nacional, la que resuelve el problema de la salud de los profesores universitarios al gobierno, esto es su responsabilidad, aunque sea por intermedio de la universidad”.
Ontiveros catalogó de exitosa y positiva la reunión, ya que integralmente se acordaron diferentes puntos que esperan los catedráticos representantes de las 3 instituciones, concretar con la mayor celeridad posible, los documentos, discusiones y proposiciones respectivas ante los organismos competentes para llegar en definitiva a la estabilización que tanto desea el gremio de profesores.

Los puntos acordados:

El IPP presentará el próximo sábado 18 de abril de 2009, en su sede ubicada en la avenida Ándres Bello, el proyecto del programa de salud. De igual forma, junto a Fonprula, presentarán un papel de trabajo sobre la normativa. Asimismo, se diseñará una estrategia para acordar con el Gobierno Nacional el destino de Fonprula.

martes, 7 de abril de 2009

Comunicado CU - ULA‏


En uso de las atribuciones legales que le confiere el artículo 26 la Ley de Universidades. Considerando

1. Que el presupuesto aprobado para la Universidad en el año 2009 fue de Bs. 706.738.627,00 monto considerablemente inferior al solicitado en el anteproyecto de presupuesto 2009 presentado ante la OPSU por un monto de Bs.1.194.685.532,00.


2. Que el presupuesto ordinario de la Universidad ha sido igual durante el año 2007, 2008 y 2009, por un monto de Bs. 449,2 millones de bolívares fuertes, modificado por los recursos enviados para normas de homologación 2004-2007 por un monto de 217 millones de bolívares, los recursos de insuficiencias presupuestarias, previstos en 28 millones de bolívares y 11 millones de bolívares para becas estudiantiles y salarios.


3. Que los añadidos al presupuesto ordinario no consideran el crecimiento natural de la Institución, la reposición de materiales y suministros, el mantenimiento de infraestructuras y equipamiento, y el cumplimiento de todos los beneficios laborales al personal ordinario y contratado previstos en convenciones y normativas, aspectos éstos fundamentales para el cumplimiento de la visión y misión universitaria.


4. Que los añadidos al presupuesto ordinario no consideraron los ajustes por inflación del año 2007 y 2008 calculada por el Banco Central deVenezuela en 22,5% y 30,9 % respectivamente, lo que impacta el poder adquisitivo real de la disponibilidad presupuestaria, quedando ésta disminuida a la mitad.


5. Que el día primero de abril de 2009 la Oficina de Planificación de Sector Universitario, según comunicación PAF/0577/2009 informa que el presupuesto para el ejercicio fiscal 2009 de nuestra institución es de Bs.664.334.309, lo que significa una reducción de 42.404.318 bolívares del presupuesto inicialmente asignado.


6. Que la reducción prevista para el presupuesto de la Universidad afectará entre otros rubros, las actividades de desarrollo del pregrado(insumos para laboratorios, prácticas de campo, pasantías, asistencia médica, apoyo para la participación en eventos), la investigación(proyectos, publicaciones, intercambios, becarios académicos y Plan II), el equipamiento, el mantenimiento de infraestructura física y tecnológica, la atención médica primaria, clínica y farmacia.


7. Que la comunicación recibida desde OPSU remite al Decreto "Eliminación del Gasto Suntuario del Sector Público" N° 6.649, de fecha 24 de marzo de 2009, que contiene un instructivo presidencial para lo que el ejecutivo ha entendido como eliminación del gasto suntuario superfluo y, en el mismo se señalan como tales la adquisición de equipos y plataformas tecnológicas, el servicio de Internet y las publicaciones que se correspondan con la institución.


8. Que el ejecutivo nacional, a través de la OPSU estableció un lapso perentorio de 24 horas para enviar la modificación presupuestaria aprobada, de no entregarlo en el tiempo requerido, ese despacho procederá a hacerlo según su criterio. Acuerda: 1. Ratificar nuestra protesta por la metodología utilizada por los órganos de planificación del Ministerio de Educación Superior, mediante la cual, en desconocimiento de normas expresas de la Ley de Universidades, establecidas en el artículo 26 numeral 4, obligó a este Consejo a aprobar un presupuesto reconducido, so pena que de no hacerlo sería elaborado por entes del gobierno. Hechos estos claros que constituyen flagrante violación de la autonomía económica y financiera de la Universidad. 2. Rechazar el recorte presupuestario dispuesto por el Ejecutivo Nacional por cuanto el mismo afectará sensiblemente la calidad de los procesos de enseñanza, aprendizaje, investigación y de extensión de la institución, ya que el procedimiento utilizado confisca la autonomía económica y financiera establecida en el numeral 4 del artículo 26 de la vigente Ley de Universidades, violentándose el procedimiento administrativo establecido en las normas citadas, al limitar la participación del Consejo Universitario a un acto final de aprobación como simple requisito de eficacia sin poder intervenir en la fase de modificación presupuestaria, negándosele de esta manera la posibilidad de organizar su patrimonio. 3. Rechazar esta situación ya que la Universidad de Los Andes ha mostrado un sentido de solidaridad con la nación y con el sector estudiantil al darle a través de importantes esfuerzos en un lapso de 3 años el aumento de la matrícula de la Universidad, y ante el hecho que en los últimos años nos hemos adaptado a los cada vez más deficitarios presupuestos de años anteriores. 4. Este recorte presupuestario nos resulta extraño y contradictorio ante los recientes anuncios oficiales de creación de nuevas instituciones de educación superior. Si existen recursos para crear nuevas universidades, como no existirán recursos para favorecer la academia y calidad en las universidades nacionales. 5. Igualmente, rechazar el lapso perentorio de menos de 24 horas para su entrega, porque coloca a la institución en una posición de imposible ejecución de la orden; así mismo los términos desconsiderados contenidos en la misma con que se nos amenaza. 6. Declarar a la universidad en situación de emergencia, convocando a la reflexión y discusión a nivel de las asambleas de facultades y núcleos, así como a una asamblea general universitaria por una universidad abierta y con justo presupuesto, y a una gran marcha por la defensa de la universidad a realizarse el día 29 de abril de 2009. Dado, firmado y sellado, en el salón de sesiones, a los dos días del mes de abril de dos mil nueve. Mario Bonucci Rossini José María Andérez AlvarezRector Secretario --

sábado, 4 de abril de 2009

IPP enfrenta recorte presupuestario



Raúl Vegas, tesorero de la Apula

El recorte presupuestario afectará mayormente a los programas de salud de la ULA

Omer Molina Martín

Ante el nuevo recorte del presupuesto universitario, anunciado en días pasados por órdenes del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Educación Superior y la OPSU; Raúl Vegas, tesorero de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes, (Apula), informó que esta reducción, afectará mayormente a los programas de salud que despliega la universidad para cubrir las demandas de los docentes, “en el caso particular del IPP de la ULA, la universidad está entregando los recursos insuficientes para cubrir el seguro básico, por cada profesor y miembro de su grupo familiar, se le deberían estar entregando alrededor de seis mil bolívares fuertes mensuales, y apenas entrega algo así como setenta y siete bolívares fuertes mensuales, lo que significa una situación bastante delicada para el instituto”.
La reducción del presupuesto, acotó Vegas, también tendrá repercusión en los programas de farmacia y medicamentos, servicio que no es financiado por los profesores ni por la universidad, por lo cual el IPP se ha visto en la obligación de reducirlo, por cuanto las farmacias están exigiendo pagos y la universidad “apenas el pasado lunes 30 de marzo, nos entregó lo correspondiente a lo que es la cuota aparte del seguro básico y de los acuerdos federativos del 1.5 por ciento”.
El IPP financia el programa de farmacia y medicamentos fundamentalmente con los escasos recursos provenientes de la previsión social y de los acuerdos federativos, además de eso, “tenemos una institución que pagó el año pasado más de once millones quinientos mil bolívares fuertes en farmacia, por un lado el IPP y por el otro Camiula, pues pareciera que al ser una institución con servicios de medicamentos muy elevados, insisto como tesorero del IPP y Apula que definitivamente los profesores que aportamos una cuota aparte del 1.75 por ciento de nuestro sueldo a Camiula, debería trasladarse al IPP para cubrir los gastos de farmacia de por lo menos en el caso de los profesores titulares y sus miembros familiares”.
Aunque este traslado del 1.75 por ciento al IPP, afectaría a Camiula, a juicio de Vegas, “los programas son los programas y la universidad debe responder no solamente por Camiula sino también por la salud de los profesores de la Universidad de Los Andes”.
El tesorero también señaló que en la ULA, alrededor de un 86 por ciento del presupuesto se va en personal, “cosa que por lo demás presumimos que el gobierno no quiere afectar al personal, pero, en el caso de los profesores, ni siquiera aporta los acuerdos federativos que exige el gremio”.
En el caso de los acuerdos federativos, dijo Vegas que las decisiones tomadas por el Vicerrectorado Administrativo han sido vistas con preocupación desde el gremio profesoral, puesto que estos recursos que contemplan previsión social, 1.5 y 1 por ciento de contingencia y del seguro del HCM básico, fueron trasladados unilateralmente a la Oficina de Seguros de la Universidad de Los Andes (Ofiseula), de allí que “nosotros protestamos enfáticamente la forma en que de manera inconsulta y arbitraria se trasladan los recursos de los profesores a Ofiseula y de igual forma protestamos, que los recursos provenientes de la previsión social fueron trasladados también en forma arbitraria a la Dirección de Asuntos Profesorales para su administración, medidas que fueron tomadas con ambiguas explicaciones”.
Más adelante, el catedrático del Núcleo Universitario de Trujillo “Rafael Rangel” (NURR), continuó diciendo que el IPP está haciendo los mayores esfuerzos posibles para mantener abierto el programa de farmacia, en el cual ya han sido canceladas varias deudas con algunas empresas de la ciudad para que los profesores puedan seguir disfrutando del servicio, pero reiteró su llamado al Consejo Universitario para que estudie la posibilidad del traslado del 1,75 por ciento del sueldo de los profesores para el IPP y así poder subsanar un poco la situación con el programa de medicamentos.
Finalmente, hizo un llamado a los profesores para que desde el seno del gremio se llegue a la solución de las deficiencias presupuestarias, haciendo alianzas estratégicas con las diferentes empresas de la salud, integrando el programa “Prisma” de los profesores jubilados con programas de medicina preventiva de los activos, todo esto al menos para solventar la situación de la salud de los docentes, por lo que también consideran que la Apula posiblemente llame a consulta a todos los profesores, proponiéndoles crear un aporte de sus sueldos, para destinarlos también al IPP con el fin de poder subsanar esta delicada situación en el sector salud de los docentes a causa del gran déficit presupuestario que atraviesa la universidad.