Follow by Email

viernes, 21 de agosto de 2009

¿Cuál Comunidad de Intereses Espirituales?


En reconocimiento del Profesor Miguel Gómez

Por: Luis Loaiza Rincón


Hace ya mucho tiempo que esta noción sobre la que se fundamentó, legal e idealmente, la vida universitaria, se encuentra rota. ¿Qué comunidad? ¿Qué intereses espirituales? No obstante, en los últimos años, el propósito de controlar políticamente a las universidades al precio que sea, como parte de un proceso hegemónico y totalitario que aspira controlar todas las formas y manifestaciones del pensamiento y la cultura, no ha hecho sino barrer con todo los vestigios de lo que en algún momento se consideró una comunidad unida por intereses espirituales. La Nueva Ley Orgánica de Educación abre una enorme brecha en este sentido. En lugar de una comunidad de intereses que reúne a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre, la universidad se convertirá en un escenario de lucha ideológica y política en la que los grupos armados amparados por el poder gubernamental intentarán imponer su particular lógica del caos y la destrucción. Y esto ya está pasando. Hace apenas horas dos estudiantes y un profesor de La Universidad de Los Andes en Mérida, *resultaron lesionados*, cuando bandas armadas identificadas con el oficialismo, ingresaron al patio central de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas y arremetieron selectivamente contra los que allí se encontraban. Esta banda irrumpió pistola en mano y encapuchada para atacar no a todo el mundo, sino a los dirigentes estudiantiles que se vienen oponiendo tanto a la irregular aprobación como a la aplicación de una Ley Orgánica de Educación que vulnera los principios que sobre la autonomía universitaria consagra la Constitución Nacional. Los violentos agredieron también a quienes allí se encontraban tratando de recoger con sus teléfonos un testimonio gráfico de los hechos. ¿Qué intereses espirituales podemos compartir con gente así? ¿Debemos seguir asumiendo a estos delincuentes como miembros de la comunidad universitaria? Mención especial merece la actuación del Profesor Miguel Gómez, quien con gallardía y espíritu universitario decidió involucrarse, a riesgo de su propia integridad, para evitar que allí mismo se produjera una desgracia, un linchamiento en las narices mismas de la academia. Su participación se limitó a utilizar las armas de la razón, las del diálogo y la educación pero a cambio recibió la respuesta de la barbarie y de la violencia fanática. No lo dejaron hablar porque los violentos no escuchan, no lo dejaron argumentar, porque los violentos no entienden razones y lo agredieron físicamente porque a los violentos les molesta la gente que piensa. Vaya entonces para Miguel Gómez, toda mi solidaridad y un fuerte abrazo de reconocimiento. De aquí en adelante todos deberíamos pensar en estos hechos y ver con claridad si enfrentaríamos una situación similar haciéndonos los locos y volteando la cara o participando como lo hizo Miguel Gómez, arriesgando nuestra propia integridad. -- Luis C. Loaiza Rincón MERIDA-VENEZUELAhttp://pluralismopolitico.blogspot.com/"Dios, si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente meofende, dame valor para perdonar".

Profesores se solidarizan con sus estudiantes. No los callarán

Marylenlid Isla Isla reiteró su llamado a la comunidad universitaria a seguir luchando y expresar su pensamiento, “la universidad tiene que ser libre, plural, pedagógica y democrática”.


Lilian Gainza expresó que llevarán la denuncia ante la fiscalía por considerar los hechos como un delito penal agravado.



Movimiento 13 exhortó a las autoridades rectorales a que comiencen las averiguaciones y expulsen a los agresores de la universidad, encabezando los nombres de los dirigentes Inti Sarcos y Nils Carvajal.



Nils Carvajal afirmó que quienes tienen las armas son los integrantes del Movimiento 13 de Marzo (vinculado a la oposición).

Profesores ULA expresaron rotundo apoyo a estudiantes heridos en la Escuela de Derecho

“Estamos aquí diciéndole al gobierno y a todas estas personas que tratan de destruir el pluralismo y el pensamiento crítico y libre; que no nos vamos a callar, que si antes estábamos hablando, ahora vamos a gritar, no les tenemos miedo, si los tenemos que enfrentar, los enfrentaremos, con la palabra y el pensamiento, porque la universidad no es chavista ni se va a rendir ante los delirios de grandeza de una persona que tiene problemas mentales”, expresó la Secretaria de Asuntos Gremiales de la Apula.


Omer Molina Martín/Prensa Apula-IPP

Sin importarles los días de asueto, una vez más los profesores de la Universidad de Los Andes, levantaron su voz de protesta para manifestar un rotundo respaldo a los estudiantes y profesores heridos el pasado 19 de agosto por ataques vandálicos perpetrados por el movimiento Tupamaro, (afecto al oficialismo), en las instalaciones de la Escuela de Derecho.
Marylenlid Isla, de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis, Laura Luciani Toro de Faces, Lilian Gainza de Facijup, Manuel Dágert de Ciencias y Argimiro Castillo de Arquitectura, hicieron acto de presencia en rueda de prensa desde el Aeropuerto Alberto Carnevalli para apoyar a los afectados y expresar su repudio ante los lamentables hechos que dejaron a los estudiantes Vilcar Fernández y Ricardo Cariel con heridas de consideración.
En su alocución y en representación del Comité Ejecutivo de la Apula, Marylenlid Isla expresó su solidaridad con los estudiantes y condenó los ataques vandálicos, considerando la flagrante violación de ese recinto universitario y de todos los reglamentos y normativas que existen para la convivencia en la universidad.
“Estamos aquí diciéndole al gobierno y a todas estas personas que tratan de destruir el pluralismo y el pensamiento crítico y libre; que no nos vamos a callar, que si antes estábamos hablando, ahora vamos a gritar, no les tenemos miedo, si los tenemos que enfrentar, los enfrentaremos, con la palabra y el pensamiento, porque la universidad no es chavista ni se va a rendir ante los delirios de grandeza de una persona que tiene problemas mentales”, expresó la Secretaria de Asuntos Gremiales de la Apula.
Isla reiteró su llamado a la comunidad universitaria a seguir luchando y expresar su pensamiento, “la universidad tiene que ser libre, plural, pedagógica y democrática”.
Por su parte, Lilian Gainza, catedrática de derecho penal en la Facijup-ULA, consideró necesario levantar la voz de protesta “con todas las fuerzas”, ante los hechos violentos y señaló que fue testigo presencial junto a sus alumnos de los ataques que recibieron Fernández y Cariel, “estábamos dando clases, yo me encontraba en la primera aula, que está cerca del patio y allí esas personas portando armas de fuego, algunos con capuchas, otros no, por lo cual los logramos identificar, y allí fue cuando comenzaron a sacar a los estudiantes de las aulas de clases y a disparar, inclusive, manotearon a un profesor, arrebatándole su celular porque él estaba sacando fotos al igual que a los estudiantes, los despojaron de sus móviles y cometieron los delitos delante de todos los que estábamos allí”.
“La universidad es de todos, la universidad no es de un grupo de personas que se creen machos porque están con armas, nosotros tenemos la palabra y la fuerza de defender la universidad, por lo que exhorto a felicitar la valentía de todos los que nos encontramos aquí denunciando y condenando estos hechos tan lamentables”.
Más adelante, Gainza relató que estaban desarrollando su curso intensivo en un ambiente de armonía y tranquilidad, cuando en unas de las escaleras de las instalaciones, comenzó una discusión verbal entre dos alumnos por la nueva Ley Orgánica de Educación, cuando uno de ellos no toleró lo que el otro argumentaba, “pegando gritos y llamando a sus amigos Tupamaros para que vinieran a agredir a éste alumno y demás que se encontraban en clases”.
Gainza hizo un llamado a las autoridades rectorales de la ULA a que se pronuncien en torno al caso y expresó que llevarán la denuncia ante la fiscalía por considerar los hechos como un delito penal agravado.
“La lucha continúa, no tenemos miedo, primeramente Dios, pero no podemos permitir que esto siga ocurriendo”.


“La ULA no es chavista y menos socialista”

Con la consigna “La ULA no es chavista y menos socialista”, además de los profesores presentes, un gran número de estudiantes liderados por Liliana Guerrero, presidenta de la FCU-ULA, Augusto García, representante del M-13 y acompañados por Carlos Smith de Siprula, manifestaron su repudio y también condenaron con mucho ímpetu los hechos violentos, respaldaron a sus compañeros y manifestaron que iniciarán actividades de calle para que no queden impunes los actos, exhortando al rector Mario Bonucci y a las demás autoridades rectorales a que comiencen las averiguaciones y expulsen a los agresores de la universidad, encabezando los nombres de los dirigentes Inti Sarcos y Nils Carvajal.

La otra parte: “La ULA es del pueblo, y no de oligarcas”

Por otro lado, los estudiantes afectos al oficialismo gritaban la consigna “La ULA es del pueblo, y no de oligarcas”, y también fueron atendidos por los medios en el salón VIP del aeropuerto para que expresaran su derecho a réplica.

Fuente: Ramiro Gutiérrez DLA/Mérida

En medio de la rueda de prensa se formó el revuelo cuando avisaron que grupos pro gobierno estaban esperando para agredir a los allí reunidos. En el fondo era un grupo afín al gobierno que quería dar su punto de vista también a la prensa.
El grupo encabezado por Nils Carvajal, consejero de Facultad, y Luís Díaz, representante de Consejo Universitario, fueron atendidos en el salón VIP del aeropuerto. Antes de sus intervenciones, dejaron hablar a dos bachilleres que afirmaron haber sido agredidos, pero no pudieron identificar a los agresores, el tipo de arma, ni mostraron los posibles hematomas dejados por la agresión.
Carvajal, al igual que los anteriores opositores, dio explicaciones generales sobre la violencia generalizada que --según él-- viene arreciando en contra de dirigentes de izquierda. Al igual que Díaz, utilizó el recurso de agresión en contra de los representantes de los medios por cuatro oportunidades, pero al final llamó al entendimiento y al diálogo al confesar que ellos no son violentos, por el contrario, afirmaron que quienes tienen las armas son los integrantes del Movimiento 13 de Marzo (vinculado a la oposición).

miércoles, 19 de agosto de 2009

Rechazo a la intolerancia

Marylenlid Isla, Secretaria de Asuntos Gremiales de la Apula
Apula rechaza enérgicamente ataques vandálicos en la Facijup-ULA

Omer Molina Martín / Prensa Apula-IPP

Ante los ataques sufridos el día de ayer, presuntamente por personas identificadas con el oficialismo, donde resultaron al menos dos profesores y dos estudiantes heridos en los espacios de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes; la Secretaria de Asuntos Gremiales de Apula, Marylenlid Isla, en nombre del gremio profesoral manifestó un enérgico rechazo ante estos hechos violentos, considerándolos como una “arremetida más del gobierno nacional en contra de las voces democráticas, críticas y disidentes de todas las leyes inconstitucionales que se están promulgando”.

“Es inaceptable que personas que se hacen llamar –universitarios- exhiban este tipo de comportamiento, el cual es condenable desde todo punto de vista. Los hechos ocurrieron en un recinto universitario, el cual se rige por una normativa específica que se basa en el respeto, la consideración, la libertad e igualdad de todos los que en él conviven. Por lo tanto, instamos a las autoridades rectorales y competentes, a iniciar las respectivas averiguaciones y a castigar, con el amparo de la Ley de Universidades, a los responsables de tan lamentable situación”.
Según Liliana Guerrero, presidenta de la FCU-ULA, en declaraciones hechas al canal Globovisión, el día de ayer, dos estudiantes resultaron heridos, uno de ellos con fractura de tabique, y el otro con fractura en las costillas. También dos profesores resultaron lesionados, a los cuales les despojaron de sus cámaras fotográficas.


Frente a este lamentable hecho, Isla expresó la solidaridad de la Apula con los profesores y estudiantes víctimas de “tal criminal agresión, quienes su único pecado fue expresar su pensamiento crítico, que ya parece ser un delito ejercerlo”.


De allí, acotó Isla que el gremio de profesores ulandinos exhorta a toda la comunidad merideña y muy especialmente a la universitaria, a conservar el respeto por su majestuosa casa de estudios y a mantener la sindéresis cuando se generen debates entre miembros de distinta ideología política. “Demostremos que podemos tolerar la diferencia de pensamiento y que podemos vivir en un estado plural, libre, pedagógico y democrático”.