Follow by Email

jueves, 27 de mayo de 2010

Misión Cumplida





Luis Loaiza Rincón. Presidente de Apula-IPP


Este 26 de mayo, en el despacho del Secretario de la Universidad de Los Andes (ULA), Profesor José María Andérez, se dieron cita el Rector de la ULA, Profesor Mario Bonucci, la Profesora Raiza Ojeda de Ilija, Coordinadora del Consejo Jurídico Asesor, el Presidente de la APULA, Profesor Luis Loaiza Rincón; el Presidente de la Seccional de Profesores Jubilados de la APULA, Profesor Eleazar Ontiveros Paolini y el Presidente de la Fundación Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal Docente y de Investigación de la Universidad de Los Andes (FONPRULA), Profesor Jesús Leo Contreras; con el propósito de dar cumplimiento al mandato de la Asamblea Profesoral realizada el miércoles 19 de mayo de 2010 en el auditorio de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la ULA, que no era otro que acordar la ampliación del objeto de FONPRULA contenido en el artículo tercero de sus estatutos. Gracias a esta ampliación un porcentaje de las ganancias operativas de FONPRULA será entregado al IPP para fortalecer el HCM que brinda cobertura a todos los docentes de la ULA.


El día lunes 24 de mayo, tal como estaba previsto y se había resuelto en la asamblea del 19 de mayo, el Profesor Luis Loaiza Rincón entregó al rector Bonucci, en la sede del Consejo Universitario, copia del acta de la Junta Directiva de la APULA en la que la mayoría de sus integrantes aprobaban la modificación del Artículo 3 de los Estatutos de FONPRULA. Sobre la base de tal documento, se acordó realizar la reunión del 26 de mayo entre los representantes de los entes fundadores de FONPRULA para consensuar la redacción definitiva del texto que debe presentarse al Consejo Universitario el día lunes 31 de mayo.


Concretada la reunión entre los representantes de los entes fundadores, en el marco del clima de cordialidad y respeto que propició José María Andérez como anfitrión del encuentro, se acordó presentar a la consideración del Consejo Universitario el siguiente texto:


“ARTÍCULO 3.- FONPRULA tiene como objeto colaborar con la protección social del Personal Docente y de Investigación de la Universidad de Los Andes, mediante las siguientes acciones:

1. Contribuir con la Universidad de Los Andes al pago que ella debe hacer del monto de las jubilaciones y pensiones otorgadas o por otorgar a su Personal Docente y de Investigación, aportándole al menos el 30% de sus ganancias operativas.


2. Contribuir con el Programa de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) del Personal Docente y de Investigación de la Universidad de Los Andes que administra el IPP, aportándole al menos el 30% de sus ganancias operativas anuales.


A esos fines, sus actividades deben encaminarse a la conservación de su patrimonio, utilizando los medios factibles dentro del sistema legal vigente”.


Es importante destacar que con este acuerdo se cierra un debate, sobre la ampliación del objeto de FONPRULA, que estuvo abierto por más de seis años y se satisface la mayoritaria demanda profesoral de fortalecer institucionalmente tanto a FONPRULA como a los programas de salud que administra el IPP. Una vez más el diálogo y la buena disposición de los universitarios se impuso en bien de los legítimos intereses de un colectivo que viene siendo castigado salarialmente por el gobierno nacional.