Follow by Email

domingo, 14 de junio de 2009

Siembra del Bosque de Profesores Universitarios


En los espacios del Complejo Recreativo “El Crucetal”

Apula comenzó plan de reforestación “Siembra del Bosque de Profesores Universitarios”

“Toda iniciativa que tienda a producir, conservar y hacer recreación de la naturaleza, es positiva. Esta gestión que adelanta la Apula-IPP y SPJ, es realmente hermosa porque es una escuela para todo el que desee participar en ella”, comentó el destacado ambientalista, conservacionista y profesor universitario Hernán Finol.

Omer Molina Martín/Prensa Apula-IPP

Por iniciativa de la Seccional de Profesores Jubilados, la comunidad profesoral de la Universidad de los Andes, comenzó un plan de reforestación en los espacios del Complejo Recreativo “El Crucetal” de la Apula-IPP, al que denominaron “Plan Siembra del Bosque de Profesores Universitarios”.
El plan, que aglutina también la colaboración de la Alcaldía del Municipio Libertador de Mérida y del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Forestal, INDEFOR - ULA (Laboratorio de Semillas Forestales); concentra un diseño de bosque paisajístico con especies adecuadas al espacio, privilegiando tanto a las zonas arbóreas, como a la floración, con el objetivo de lograr la mayor vistosidad y atractivo turístico en el complejo recreativo.
“Los árboles que sembraremos serán adecuados a la zona árida que presenta El Crucetal, tanto nativos como exóticos, tales como: flamboyanes, acacias, casias, indio desnudo y demás especies de clima caliente”, comentó Lino Valera Briceño, director de Indefor.
Luis Loaiza, presidente de Apula-IPP, aplaudió la iniciativa de los jubilados, ofreciendo su mayor colaboración en la concreción de este plan de reforestación, “junto a este plan, desarrollaremos aún más el proyecto de la nueva imagen que presenta El Crucetal desde hace ya casi 3 años, en donde se han mejorado considerablemente sus instalaciones, con nuevas caminerías, áreas verdes, servicios públicos, piscina, churuata, parrilleras, restaurante, mejores sistemas de aguas e instalaciones deportivas; de allí, que contribuiremos todos los profesores a convertir a El Crucetal que es un complejo recreativo, ahora, también en una escuela de reforestación, preservación y conservación del ambiente en la Ciudad de Mérida”, precisó Loaiza.
El líder del gremio profesoral también anunció que la Apula-IPP aportará recursos tanto financieros como humanos para el mantenimiento y mejor cuidado del naciente bosque.
Por su parte, Eleazar Ontiveros, presidente de la SPJ, destacó que la idea de Elda Oquendo, Secretaria de Asuntos Gremiales de esta seccional, tiene como objetivo “sembrar vida, ya que los árboles a través de una energía lumínica, adquieren energía química que alimenta a los animales, produce nutrientes, proteínas y oxígeno. De allí que la primera fase de concreción del programa tiene la idea de ser manejado científicamente, con la colaboración de la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad de Los Andes y con El Ministerio del Ambiente, para obtener un modelo en El Crucetal y una metodología procedimental que nos proyecte a hacer un segundo y tercer bosque en otras partes, convirtiéndolo en un programa continuo, en el entendido de que no queremos que sea una iniciativa voluntarista, sino que salga de principios eminentemente científicos”, destacó Ontiveros.
Orlando Ramírez, Jefe del Departamento de Conservación Ambiental de la Alcaldía de Libertador, indicó que este despacho aceptó cordialmente la invitación que le hiciera la comunidad profesoral, con el sumo interés por la ecología y conservación del ambiente en la entidad. “Como la alcaldía tiene esta responsabilidad con el municipio, nos hemos hecho presentes en esta jornada para coordinar toda una programación que se comenzará aquí en El Crucetal, pero que se continuará y se proyectará en otras áreas de la ciudad, en donde esperamos se nos incorporen otros organismos oficiales como el Ministerio del Ambiente, Inparques, grupos ecológicos y demás interesados que de una u otra forma le quieran dar un cariño a Mérida”, exhortó Ramírez.
“Toda iniciativa que tienda a producir, conservar y hacer recreación de la naturaleza, es positiva. Esta gestión que adelanta la Apula-IPP y SPJ, es realmente hermosa porque es una escuela para todo el que desee participar en ella”, comentó el destacado conservacionista y profesor universitario Hernán Finol.
“Estamos dentro del marco de una iniciativa conservacionista e institucional. Es una iniciativa que no solo es conservacionista, sino también de unidad y solidaridad con el planeta tierra y con las almas que los habitamos, por eso nosotros como profesores universitarios debemos dar ese ejemplo, el de venir y sembrar estos árboles para que un día vengan nuestros hijos y nietos a visitar este bosque que cultivaron sus abuelos y padres, eso sería para nosotros, una gran satisfacción”, señaló Elda Oquendo, Secretaria de Asuntos Gremiales de la SPJ y promotora del proyecto.
Finalmente, al igual que Hernán Finol, el destacado ambientalista y conservacionista, Aníbal Luna, manifestó sentirse solidario con la iniciativa de Oquendo, de crear el Bosque del Profesor Universitario, aduciendo que dicha idea es plausible desde todo punto de vista, “es necesario que todos los ciudadanos sembremos árboles porque ayudan a evitar el calentamiento global y en el caso específico del Crucetal, contribuyen a preservarlo como una importante fuente de atractivos paisajísticos, turísticos y recreacionales para el profesor universitario y sus familiares”.

No hay comentarios: