Follow by Email

jueves, 14 de abril de 2011

De no darse incremento salarial del 100% lo que llegue será un adelanto



Fapuv-Apula seguirán reclamando la  diferencia



De no producirse una respuesta oportuna del Gobierno a este pedimento, iremos al esquema de conflicto que implicará paralización parcial de nuestras actividades, movilización, con perspectivas de un paro indefinido de universidades, dijo Luis Loaiza, Presidente de la Apula.

Basta de espera. El incremento de un 25 por ciento para el 2009, un 60 para el 2010 y el 40%-2011, aplicando estrictamente las Normas de Homologación es la propuesta que ha hecho (y mantendrá) la Federación de la Asociación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), y por ende de la Asociación de Profesores de la Universidad de los Andes (Apula), de no ser así, lo que llegue luego de Semana Santa de no cubrir esas expectativas, será tomado solo como un adelanto y seguiremos reclamando la diferencia,  dijo Luis Loaiza, Presidente de Apula, en rueda de prensa.  



Ya esta bueno de esperar, subrayó el Presidente del gremio profesoral de la ULA,  las mesas de diálogo, son el acuerdo de la culminación de la Huelga de Hambre de parte de los estudiantes universitarios frente al Pnud, en Caracas,  estamos dispuestos a honrar el compromiso, más no a que sigan tomándonos el pelo.


“No hay anda concreto, sólo esperanzas y angustias acumuladas, en estos últimos 3 años, después del incumplimiento del   pago de prestaciones sociales, previsión social y de salud, así como el tema salarial, nos dice que la intención no es quedarnos indefinidamente en las mesas de diálogo, sino una respuesta concreta del gobierno”.  


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No podemos aceptar adelantos,la lucha es por el 125%,de lo contrario nos quedaremos solo con el adelanto el gobierno no va a reconocer despues la deuda:sabemos que es asi

Ramón Chacín dijo...

Tenemos que morir en el intento. No se puede aceptar menos de lo que dictan las Normas de Homologación. Sería una falta de respeto hacia nosotros y nuestras familias.