Follow by Email

lunes, 14 de diciembre de 2009

Conferida la Orden Pedro Rincón Gutiérrez 2009





Prensa Apula-SPJ

Por quinto año consecutivo y con el estímulo de seguir honrando la vida y obras del doctor Pedro Rincón Gutiérrez, quien fuera el constructor de la moderna Universidad de Los Andes, fue entregada la orden que lleva el nombre de este rector magnífico, a los profesores, José Alberto Alcalde Álvarez, Ana Hilda Duque y Darío Novoa Montero, en acto solemne efectuado en el Salón Paraninfo del recinto rectoral de la Universidad de Los Andes.

El acto, organizado por la Seccional de Profesores Jubilados ULA, fue presentado por el presidente y miembro del Consejo de la Orden, Eleazar Ontiveros Paolini, quien pronunció un discurso reseñando la gran vida académica, gremial y política de Rincón Gutiérrez ante una multitud de catedráticos, entre los cuales hicieron acto de presencia la vicerrectora académica de la Universidad de Los Andes, Patricia Rosenzweig, el Secretario de la misma, José Andérez, exautoridades universitarias, el presidente de Apula, Luis Loaiza y directivos del Consejo de la Orden, entre otros distinguidos profesores.

El orador de orden, monseñor Baltazar Porras Cardozo, Arzobispo Metropolitano de Mérida, pronunció un extraordinario discurso en el que expresó entre otras interesantísimas cosas que “vivimos en la ciudad emérita, jubilar, y en la que en ella estamos no somos eméritos sino activo constructores de una ciudad y un país que busca mejor rumbo, por ello agradezco la oportunidad de compartir con todos ustedes esta noche de amistad y gratitud, es la mejor manera de jubilarse, de alegrarse por el surco aún abierto de quienes son objeto de particular y merecido homenaje en esta grata serata”. Seguidamente reseñó las normas de la Orden para el conferimiento de las mismas, destacando que es un homenaje y reconocimiento póstumo a tan distinguido profesor universitario y ciudadano, principal constructor de la moderna Universidad de Los Andes, y de igual modo explicó que la Orden se confiere a los profesores miembros de la Seccional de Profesores Jubilados de la ULA en quienes los postulantes y el Consejo de la Orden consideran los méritos profesionales, gremiales, académicos, investigativos, administrativos, sociales, artísticos, culturales, literarios y cualquier otro que se considere de la misma relevancia.

Dijo monseñor Porras que la figura del rector de rectores Rincón Gutiérrez tiene para él una connotación afectiva que se remonta a las relaciones de amistad y compañerismo que “tuvo tanto con mi padre como con mi tío Raúl, los tres amasaron una amistad en los predios del Colegio San José de Táriba, regido por los padres salesianos, que mantuvieron a lo largo de toda la vida”. Manifestó que admiró de Rincón Gutiérrez esa capacidad de apertura y acogida a las formas más disímiles del pensar, que lo hacía asequible a los más encumbrados y al estudiante joven que pisara por primera vez los predios universitarios, “una universidad no se construye sin esa capacidad humana previa de saber descubrir y tomar para sí los valores y conocimientos de cualquiera que tuviera los quilates necesarios par asumir alguna responsabilidad a cualquier nivel; es un virtud que llevaba en sus genes y en esa amalgama de lo zuliano y andino, de lo cristiano y librepensador que bullía en su rica personalidad”.
También el Arzobispo Metropolitano de Mérida destacó los méritos y virtudes de los profesores acreedores de tan distinguida condecoración: José Alberto Alcalde Álvarez, del núcleo Táchira, Ana Hilda Duque, de la Facultad de Humanidades y Educación y Darío Novoa Montero, de la Facultad de Medicina.
Por su parte, en nombre de los profesores condecorados, el profesor José Alberto Alcalde Álvarez pronunció un discurso en el que hizo un recuento histórico de la dinámica universitaria a través del tiempo, significando la vinculación de la educación superior con la democracia y la libertad, siendo éstas el eje primordial para lograr su avance en armonía con el desarrollo integral. Agradeció al Consejo de la Orden y a la Seccional de Profesores Jubilados por tan invalorable reconocimiento.

Seguidamente, la vicerrectora académica, Patricia Rosenzweig, hizo uso de la palabra para agradecer su participación en tan significativa jornada, destacó la importancia de la Orden Pedro Rincón Gutiérrez como homenaje a la memoria de un ser humano de grandes cualidades en el quehacer universitario, y felicitó efusivamente a los condecorados.

Para concluir el acto se realizó un concierto de música clásica por un grupo juvenil, y se obsequió un brindis a los asistentes al emotivo acto.

No hay comentarios: