Follow by Email

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Discusión de la LOE


Ernesto Valiente Madriz, catedrático de la Facultad de Ciencias


Los universitarios encontraremos más coincidencias que contradicciones con la nueva LOE


La LOE es un texto que fortalecerá la instrucción en el país, y está enmarcada en el proceso socialista que estamos construyendo, viene de la mano de cambios profundos bajo una constitución bolivariana. La LOE garantizará igualdad en la educación y permitirá la participación de las organizaciones sociales a velar por el proceso de enseñanza”.


Omer Molina Martín Prensa Apula/IPP


Con 34 años como docente de la Universidad de Los Andes, Ernesto Valiente, presidente de la seccional de Apula en la Facultad de Ciencias, expresó a su juicio, los aspectos que se deberían debatir para la conformación de una “Ley del Subsistema de Educación Superior”, en el marco de la Ley Orgánica de Educación (LOE), ya aprobada y promulgada por la Asamblea Nacional, y expresó seguridad en que los universitarios encontrarán más coincidencias que contradicciones con este nuevo texto jurídico que regulará la educación en Venezuela.

Valiente consideró que la LOE, como toda Ley, tiene sus beneficios y aspectos que se van mejorando con el transcurso del tiempo, “yo considero que existen muchos más beneficios en la LOE que aspectos negativos, otros consideran lo contrario, pero eso se va a ver cuando se implemente la Ley como una realidad”.


“Los universitarios debemos leer la LOE antes de crear conflictos innecesarios”


El catedrático titular en Biología, llamó a toda la comunidad universitaria y merideña en general a leer la LOE, conocerla y luego debatir, “mucha gente opina sin leerse la Ley sobre aspectos puntuales que no aparecen en su contenido, sino que simplemente son falsos argumentos para calentar la calle, crear conflictos y llamar al desconocimiento de esta Ley”.

Citó algunos de los falsos argumentos que a su juicio utilizan los que se oponen al nuevo texto que regulará la educación en Venezuela, tales como la eliminación de la Semana Santa, “eso no está escrito en el texto de la Ley, aunque resalta en uno de sus artículos que la educación será laica dentro de los recintos de educación básica, media y superior, esto no quiere decir, a su juicio, que prohíba el derecho a la libre religión por parte de las comunidades, “dentro de la universidad podemos discutir sin ser confesionario católico vaticano, mahometano, judío, budista o de las demás religiones que existen en el mundo, cómo se originaron las religiones, porque forma parte del desarrollo y formación del individuo común como humano, es decir, cómo se originaron las creencias y cómo se llegó a tener un Dios monoteísta, eso lo podemos discutir en muchas cátedras, pero no necesariamente debe ser de una implementación hacia una formación religiosa concreta o particular”.

Resaltó que la LOE no prohíbe la existencia de los colegios religiosos, tampoco eliminará el subsidio por parte del Estado a estas escuelas, pero sí “protegerá a los maestros de imposiciones y obligaciones que estas corrientes pretendan ejercer sobre ellos”.

Al referirse a la autonomía universitaria, expresó que los opositores a la LOE, han utilizado este concepto para enfocarse que con la nueva Ley, se perderá la libertad e independencia de las universidades, “la autonomía es un concepto muy abstracto que da para todo, pero la autonomía en sí, debe ser estudiada en función de su razón de ser, por ejemplo, muchos piensan que la autonomía debe ser tomada en cuenta en el aspecto académico como fue concebida en la ciudad de Córdoba, otros consideran que debe incluir el aspecto administrativo, pero el problema es que las universidades hacen con el dinero que les da el Estado, lo que les da la gana, y eso es lo que han hecho hasta ahora, por eso es que se debe realizar una discusión en el seno de la misma universidad para llegar a un concepto verdadero y general de autonomía”.


"Debemos diferenciar entre los conceptos de paridad e igualdad"


En cuanto a las elecciones de las autoridades dentro de la universidad, resaltó que se debe diferenciar entre los conceptos de paridad e igualdad y que ahora con la LOE existirá una normativa que se debe respetar y “no todo ese desorden que hemos tenido nosotros en las elecciones donde privaba la intriga de quienes votaban, cómo lo hacían y el valor que tenía su voto dentro de las urnas, ahora, con esta normativa, tendremos que ponernos de acuerdo en cómo vamos a hacer para que predomine la paridad en el sistema electoral interno de la universidad”.

Al interrogarse sobre el concepto de paridad e igualdad en el artículo que permite a empleados y obreros votar para elegir a las autoridades universitarias, pero que paradójicamente no podrían ser elegidos según estatutos internos de cada universidad, respondió: “en principio, si el obrero tiene la capacidad para dirigir, como en el caso de Nelson Mandela en Sudáfrica, o en el caso de Lula Da Silva en Brasil, por qué entonces un obrero no puede dirigir una universidad, esto no quiere decir que la universidad sea roja, rojita, no, la universidad tiene que abrir las puertas a las discusiones, para llegar a un consenso”.


“Todos los ciudadanos tenemos el derecho a participar en los asuntos públicos, y la universidad nos pertenece a todos”


Respecto a la participación de los consejos comunales en las universidades, destacó el artículo 62 de la Carta Magna que menciona: “todos los ciudadanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos, porque la educación es un problema de la gestión pública”.

Por tal motivo las comunidades representadas por los concejos comunales, “pueden y tienen la potestad de opinar acerca de los proyectos y programas en beneficio del desarrollo social local y de las labores de extensión y servicio comunitario que las universidades despliegan para el bienestar colectivo”.

Opinó que la LOE debe ser intermedia sobre los cambios políticos, sociales, económicos y culturales que se están viviendo en Venezuela, “estos cambios no se pueden obviar, una universidad no puede estar aislada de estos cambios”.

En referencia al presupuesto universitario, comentó que este asunto debe ser participativo y protagónico, es decir, “que los que deben decidir cómo hacer el presupuesto, son las bases, los profesores, estudiantes, empleados y obreros, porque ellos son los que viven día a día los problemas y las necesidades de la universidad, no esas autoridades que realizan el presupuesto en función de sus propias necesidades, pero claro, eso es un tema que se debe estudiar muy bien, y las universidades tienen la autonomía de decidir cómo realizar su propio presupuesto”.

En definitiva, Valiente resaltó que la LOE es muy compleja para discutirla en pocas sesiones, que amerita el consenso de todos y que existen algunos artículos que se deben mejorar con el tiempo, pero que es una ley marco de la que se derivan otros aspectos legales de vital importancia para el país. “la LOE es un texto que fortalecerá la instrucción en el país, y está enmarcada en el proceso socialista que estamos construyendo, viene de la mano de cambios profundos bajo una constitución bolivariana. La LOE garantizará igualdad en la educación y permitirá la participación de las organizaciones sociales a velar por el proceso de enseñanza”.

No hay comentarios: