Follow by Email

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Con el cierre de Smurfit se producirá una seria escasez de papel y cartón


José R. Lozada D: “Smurfit es la única institución en Venezuela que puede mostrar un incremento superior al 60% en la productividad de madera por hectárea”.


Vicente Garay: “La principal razón para la drástica disminución de los caudales en la época seca, es el proceso de destrucción de los bosques en las cuencas altas y medias de los ríos por parte de los campesinos”.


Desde hace 50 años Smurfit ha desarrollado plantaciones de pino, eucaliptos y melina y ha protegido considerables extensiones de bosques naturales que existían previamente.
 Se generará la eliminación de importantes fuentes de empleo en áreas rurales

La medida de expropiación de los bosques plantados por la empresa irlandesa disminuirá la producción de papel y cartón en un 30 por ciento, gran porcentaje de la materia prima para elaborar dichos productos estratégicos y una grave pérdida de información y experiencia forestal en Venezuela.

Omer Molina / Prensa Apula

Ante el inminente cierre de la empresa Smurfit-Kappa Cartón de Venezuela a causa de la expropiación de sus plantaciones en los estados Lara y Portuguesa y Cojedes, por parte del Ejecutivo nacional, los profesores de la Universidad de Los Andes en la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales, José R. Lozada D y Vicente E. Garay J, explicaron las consecuencias negativas que tal medida repercute para la producción nacional de papel y cartón, confirmaron la falsedad de muchas afirmaciones gubernamentales en materia forestal y resaltaron que la medida es una flagrante violación a la Ley de Bosques y Gestión Forestal en su artículo 33.

Comenzando su clase magistral, Lozada indicó que Smurfit-Kappa es una empresa de origen europeo que tiene cerca de 50 años trabajando en Venezuela, estableciendo plantaciones forestales y plantas procesadoras para papel y cartones.

“Entre los Estados Lara, Portuguesa y Cojedes, Smurfit ha desarrollado plantaciones de pino, eucaliptos y melina y ha protegido considerables extensiones de bosques naturales que existían previamente”.

Pero indicó el catedrático que desde hace años, la empresa ha sufrido los llamados “rescates” o “expropiaciones” en varias de sus fincas. “Uno de los primeros casos ocurrió con la finca La Productora con extensión de 2700 ha, que fue transformada en Fundo Zamorano y donde se estima que actualmente hay actividad agrícola en apenas un quinto de su superficie. En el modus operandi de las personas e instituciones que impulsan las invasiones, se considera ociosa a una parcela que es aprovechada en enero y que debe esperar hasta julio de ese mismo año para ser nuevamente plantada. En este sentido, es importante aclarar que el tiempo que se tarda en replantar se debe al inicio del periodo de lluvia con la finalidad de no usar agua para riego”, aclaró Lozada.

De igual forma indicó los procedimientos en las fincas El Hierro y La Yaguara, que poseen invasores desde hace aproximadamente un año, relatando que el pasado 16 de julio de 2011, el INTI confirmó la medida de rescate de tierras ociosas y con uso inapropiado. “Esta decisión atacó al corazón de Smurfit, puesto que en La Yaguara están los almacenes, maquinarias y el Centro de Protección Forestal que comprende la prevención y combate de incendios y la protección contra plagas y malezas, entre otros”.

Líderes en investigación forestal de Latinoamérica

Dijo más adelante, que la finca El Hierro constituye, además de ser una unidad de producción vegetal, uno de los centros más avanzados de investigación forestal en Latinoamérica. “Allí se han desarrollado centenares de estudios sobre sobrevivencia y rendimientos de distintas especies, procedencias de la semilla, preparación del sitio, fertilización, densidad de plantación, régimen de aclareo, propagación vegetativa, control de malezas, control de plagas y enfermedades y mejoramiento genético”.

Como resultado de todo este trabajo, mayoritariamente desarrollado por profesionales venezolanos, el doctor en ecología destacó que Smurfit es la única institución en Venezuela que puede mostrar un incremento superior al 60% en la productividad de madera por hectárea.

Las parcelas serán destruidas bajo los fundos zamoranos

Por su parte, Vicente Garay subrayó que la mayoría de estas investigaciones se han establecido mediante parcelas permanentes, (pequeños lotes plantados) que continúan siendo evaluadas ya que sus óptimos resultados se obtienen en el largo plazo. “Bajo el esquema de fundo zamorano, estas parcelas serán destruidas, al igual que como hicieron los invasores de la Reserva Forestal Ticoporo con las áreas de investigación en plantaciones, que poseía la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales de la Universidad de Los Andes”.

Las tierras no son ociosas

Destacó el experto en manejo de bosques, la evidencia de que las tierras de Smurfit no están ociosas y es muy discutible que su uso sea inapropiado. “Estudios muy acreditados califican a estas tierras en las Clases IV y V (poseen severas limitaciones para el desarrollo agropecuario). Pero algunos entes oficiales les están dando las Categorías I, II y III (tierras aptas para el uso agropecuario), tal vez con el fin de justificar las invasiones.

Ambos coincidieron que desde hace unos 10 años se inició una política de acabar con el aprovechamiento en Reservas Forestales a pesar de que Venezuela posee considerables superficies boscosas que podrían manejarse de manera sostenible y consideraron que al presidente lo han informado mal acerca de la realidad de las plantaciones forestales, llevándolo a producir afirmaciones sobre una base incorrecta, razón por la cual lo llevó a firmar el manifiesto de primero.

Es falso que los eucaliptus sequen ríos

“Es falso que las plantaciones de eucaliptus deben ser eliminadas porque están secando los ríos. Tal afirmación del Presidente ignora el proceso de destrucción de los bosques en las cuencas altas y medias de los ríos por parte de los campesinos, que es la principal razón para la drástica disminución de sus caudales en la época seca. También ignora que la evaporación total, de las pocas y dispersas plantaciones de eucaliptos, es inferior a la que se presenta en los extensos cultivos de arroz en régimen de inundación del estado Portuguesa”.

Los catedráticos no niegan la existencia de algunos impactos ambientales generados por algunas plantaciones de especies exóticas, pero resaltaron que la mayor parte de las plantaciones con especies exóticas las ha desarrollado el propio Estado desde hace más de 40 años y en la actualidad poseen una superficie cercana a 500.000 ha”.

Los pinos se han convertido mayormente en madera

Destacaron que las plantaciones forestales no sólo suministran madera para tablas, vigas, machihembrado y muebles, pues igualmente aportan la materia prima con que se elaboran el papel y los cartones. De acuerdo a las estadísticas del Ministerio del Ambiente, en el 2008 el consumo aparente fue de 1.100.000 tm de los cuales sólo se produjeron unas 620.000 tm en Venezuela y se importaron cerca de 480.000 tm. “El objetivo inicial de las plantaciones de pino en el oriente del País fue producir papel, pero han pasado más de cuatro décadas, hay medio millón de hectáreas plantadas y la industria procesadora no se ha instalado. Por esta razón, buena parte de esas plantaciones se están aprovechando para producir madera aserrada y no se ha logrado el autoabastecimiento de papel y cartones”.

Con una capacidad instalada de 215.000 tm/año, concluyeron los catedráticos, que Smurfit provee un 30% de los papeles y cartones que se consumen en Venezuela. “Por lo tanto, se concluye que la destrucción de las plantaciones de esta empresa, además de significar una grave pérdida de información y experiencia forestal en nuestro país, genera la eliminación de importantes fuentes de empleo en áreas rurales y nos coloca en un serio riesgo de escasez de productos estratégicos como el papel y los cartones que sirven de envoltorios o contenedores a los alimentos y otros elementos claves para la población”.









































No hay comentarios: