Follow by Email

lunes, 25 de octubre de 2010

Universitarios marcharon en reclamo de un presupuesto digno para la ULA

La convocatoria rompió récord de asistencia
Omer Molina Prensa Apula-IPP

Con participación masiva, profesores, empleados, obreros y estudiantes de la Universidad de Los Andes, acompañados del exrector y ahora alcalde de Mérida Léster Rodríguez, protestaron en una exitosa gran marcha, una vez más por un presupuesto justo y pago de deudas caídas, que permitan la continuación operativa de nuestra primera casa de estudios y que garanticen la estabilidad de los programas de salud y bienestar social del conglomerado ulandino.

El trayecto convocado por el Consejo Universitario y liderado por el rector Mario Bonucci, el presidente de Apula-IPP, Luís Loaiza y Lourdes Viloria presidenta de Fapuv, comprendió desde el punto de concentración en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES) hasta el Centro Médico Integral de la Universidad de Los Andes, (CAMIULA), en donde con pitos, perifoneo, pancartas y consignas, los universitarios le reiteraron al Gobierno Nacional su descontento ante el déficit presupuestario repetido durante los últimos 4 años, que no se adecua con el alto índice inflacionario que vive el país.

Al rescate de la dignidad universitaria

“Marchamos por el rescate de la dignidad universitaria, por un presupuesto justo para todas las universidades nacionales, la universidad no se rinde”, fue la consigna de la profesora Ingrid Tortolero.



“No sólo los universitarios salieron a defender la ULA, también amas de casa, trabajadores y la comunidad merideña en general que quiere a su universidad y lucha por que se le apruebe un presupuesto justo, porque yo no sé el motivo del gobierno en ver a los universitarios como sus enemigos, le hago un llamado al gobierno a que se siente a dialogar con las autoridades universitarias porque las universidades son el bastión del desarrollo y progreso de un país”, comentó Léster Rodríguez.

Los jubilados con su universidad

En representación de los profesores jubilados, Eleazar Ontiveros y Martín Briceño manifestaron consternación de cómo existen muchos profesores jubilados que han dedicado toda su vida al Alma Máter y hoy se encuentran viviendo en situación precaria por “el mísero sueldo que perciben”.

“Exigimos que se nos reconozcan nuestros méritos y los años que servimos a la universidad, somos parte aún de la universidad, como organización gremial, nos interesa profundamente lo que sucede con nuestra casa de estudios”, expresó Briceño.

“Lucharemos permanentemente para evitar que este gobierno irresponsable y arbitrario minimice a una institución que por simple hecho de ser una universidad, es digna y está formando desde hace más de 220 años, a hombres y mujeres útiles para nuestra sociedad”, resaltó Ontiveros.

La lucha gremial permanece en la calle

“Aquí convergimos una representación importantísima de empleados, profesores, profesionales, estudiantes y obreros de la Universidad de Los Andes defendiendo a la universidad en la calle y haciéndole un llamado al gobierno de que deje la farsa, que cumpla y pague porque ya estamos cansados de anuncios irresponsables y de tanta demagogia”, destacó Luís Loaiza.

“Es una marcha multitudinaria, es una marcha con fuerza y pasión universitaria en el que profesores, empleados, obreros, estudiantes y pueblo merideño en general, como un solo hombre le está diciendo al ministro de educación universitaria, basta de agresiones con las universidades, que cumpla con su trabajo que no es más en darnos los recursos para un digno funcionamiento”, señaló Mario Bonucci.

“La Fapuv, con el respaldo de sus 18 asociaciones de profesores adscritas, estamos en la ciudad de Mérida participando solidariamente con la Universidad de los Andes, con toda su comunidad haciendo el requerimiento legítimo de las necesidades presupuestarias, y exigir que se paguen las insuficiencias que se han venido acumulando desde hace varios años y que el gobierno no ha querido reconocer, queremos se nos den los recursos para cubrir las necesidades de los trabajadores, y también para recuperar el salario real de todos los profesores que tiene hasta una depreciación del 140 por ciento desde el año 2004 hasta el 2010”, comentó Lourdes Ramírez de Viloria presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv).

Por último el diputado electo a la Asamblea Nacional, William Dávila catalogó a la marcha como una lucha popular en la calle, “es una verdadera revolución la que ya se está logrando y en paz, reconquistando el derecho a la lucha democrática a partir del 16 de Septiembre y a la Universidad de Los Andes no ha sido solamente en este momento que la defenderemos, también lo hemos hecho en el pasado y lo haremos en el futuro siempre y cuando se viole su autonomía”.

La travesía de los miles de marchantes se caracterizó por ser pacífica y democrática, sin ningún percance por registrar, y al llegar a la sede de Camiula, institución de salud de toda la comunidad ulandina que más ha sido golpeada y vulnerada por las insuficiencias presupuestarias; los líderes del movimiento estudiantil, representantes de Aeula, Soula, Apula y Siprula se hicieron escuchar para exigir una respuesta gubernamental que dignifique la esencia del Alma Máter.














































No hay comentarios: