Follow by Email

jueves, 6 de mayo de 2010

Alcalde de Mérida y presidente de Apula se reunieron para evaluar la difícil situación universitaria


Hacia la búsqueda de la unidad de todos los sectores democráticos en defensa de la universidad

Omer Molina Martín Prensa Apula-IPP




Con el firme propósito de crear conciencia en la población merideña y fortalecer la unidad de todos los sectores democráticos en el estado, el presidente de Apula, Luis Loaiza Rincón, acompañado de Luis Montilla, presidente de la seccional del gremio en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, se reunieron con el alcalde del municipio Libertador, Léster Rodríguez para dialogar, intercambiar ideas y evaluar la difícil situación que atraviesan las universidades, en especial la ULA.
La reunión responde al ciclo de visitas que hace el gremio profesoral en el marco de una campaña de difusión hacia todos los sectores sociales de Mérida, (gobiernos municipales, gremios, cámaras, colegios de profesionales, sindicatos, consejos comunales y demás organizaciones) con el fin de aunar esfuerzos y analizar el impacto de la crisis universitaria en la sociedad.

“Queremos que usted como líder de las comunidades, y miembro de la comunidad universitaria, nos acompañe en esta lucha para concertar el tan anhelado diálogo con el Gobierno Nacional que nos permita en definitiva, sean escuchadas nuestras demandas laborales como universitarios”, se dirigió el presidente de Apula.  
En respuesta, el burgomaestre considerándose doliente de la universidad que lo formó como profesional y que dirigió por 4 años como Rector,  indicó que “el derrumbamiento de la primera casa de estudios implicaría el derrumbamiento de Mérida porque desde la universidad nacen proyectos de desarrollo social, científicos, tecnológicos, culturales, etc, para todo el país”, por lo que consideró apoyar al gremio en la búsqueda de soluciones pacíficas para el conglomerado universitario a corto plazo.
Desde hace al menos 4 años, los profesores de la Universidad de los Andes protestan por un depauperado salario, las dificultades financieras que genera el recorte presupuestario y la repetición del presupuesto ULA, y el incumplimiento de homologación del salario a los profesores que han ascendido en el escalafón, el pago de prestaciones, el pago de los pasivos laborales, las dificultades que presenta el IPP por la ausencia de recursos por parte del Gobierno Nacional, la descapitalización académica de las facultades por la escasez de recursos, y demás dificultades económicas que impiden el buen funcionamiento de la universidad.
Ambos líderes hicieron un llamado a la reflexión para la búsqueda de la unidad de todos los sectores democráticos merideños por la defensa del Alma Máter que ha desarrollado a la ciudad y creado grandes profesionales en todos los aspectos y en forma vertiginosa durante más de 220 años.

No hay comentarios: