Follow by Email

lunes, 26 de octubre de 2009

El Programa de Farmacia del IPP ULA




Apreciado (a) Profesor (a):

Reciba un respetuoso saludo en la oportunidad de compartir con Ud., algunos puntos de información muy relevantes sobre el Programa de Farmacia del IPP – ULA. Esperamos recibir sus comentarios y opiniones, pero, sobre todo, esperamos contar con su comprensión dado que la situación exige de todos, la mejor voluntad y un gran espíritu constructivo.

1. El Programa de Farmacia que administra el IPP-ULA nació como un servicio financiado con recursos del HCM Básico y del Programa de Cobertura Ampliada (PCA). Es decir, hasta abril de 2009, cuando en el Consejo Superior de la APULA se resolvió asignarle los montos correspondientes al 1 y al 1,5% de los Acuerdos Federativos, este programa se implementó sin contar con una fuente propia de financiamiento.

2. Desde su inicio, los montos facturados por el programa de farmacia se descuentan de la cobertura de salud que cada afiliado tiene en el IPP. De allí que siempre se ha recomendado utilizarlo racionalmente. En otras palabras, mientras más se use el Programa de Farmacia menos cobertura de HCM tendrá el usuario.

3. Los usuarios tampoco realizamos ningún aporte especial al Programa de Farmacia del IPP. Recordemos que a través de este programa el IPP subsidia el 75% de la factura de medicamentos para tratamientos continuos y que hasta abril de 2009, cuando el Consejo Superior restringió a cinco (05) el número de medicamentos reconocidos, algunos usuarios llegaron a tener hasta veintidós (22) medicamentos “prescritos”.

4. En abril de 2009 el IPP adoptó un conjunto de medidas, debidamente autorizadas por el Consejo Superior, que buscaron corregir el crecimiento geométrico de los costos del Programa de Farmacia, pero seis meses después de su aplicación la realidad nos indica que tales medidas resultaron insuficientes. La inflación galopante, nuestros depauperados salarios, las dificultades que atraviesa la farmacia del CAMIULA, la reducción de la oferta de medicamentos por los problemas y retrasos que genera la administración de divisas, el aumento de la demanda de este servicio por parte de los afiliados del IPP y las dificultades que hemos conseguido para poner en funcionamiento nuestro propio servicio de farmacia, constituyen los más importantes factores que nos obligan a tomar nuevas medidas que permitan racionalizar el programa y salvaguardarlo en el tiempo para que siga sirviéndole a la comunidad profesoral.

5. El Programa de Farmacia actualmente compromete el 50% de los ingresos totales del IPP. Estos ingresos se han mantenido inalterables por mucho tiempo. Tengamos presente que contamos con el HCM Básico más bajo del sub sistema universitario y que nuestros salarios no soportan ningún descuento adicional. Es importante destacar que la política salarial del gobierno no sólo está afectando nuestros bolsillos sino también nuestro sistema de Previsión Social y muy específicamente la calidad y alcance de nuestros programas de salud. Las expectativas de ingresos ordinarios que tiene el IPP para este mes de octubre asciende a la cantidad de dos millones quinientos cuarenta y siete mil novecientos cuarenta y cinco bolívares fuertes (2.547,945 Bs.F.) y la deuda del Programa de Farmacia en el mismo periodo es de un millón doscientos cincuenta y un mil novecientos treinta y seis bolívares fuertes (1.251.936 Bs.F.). Los ingresos ordinarios esperados se discriminan de la siguiente manera: Uno por ciento de los Acuerdos Federativos (115.000 Bs.F), uno punto cinco por ciento de los Acuerdos Federativos (183.000 Bs.F.), cinco por ciento de los Acuerdos Federativos (513.000 Bs.F.), HCM Complementario (69.000 Bs.F.), PCA (663.945 Bs.F.), HCM Básico (964.000 Bs.F.) y retenciones (40.000 Bs.F.).

6. En los últimos días se han generado algunos contratiempos con el Programa de Farmacia relacionados básicamente con la dificultad que genera el alto ritmo de endeudamiento y la restringida capacidad financiera del IPP. Por ello el Comité Ejecutivo del IPP en su más reciente reunión extraordinaria, resolvió lo siguiente: A). Suspender el otorgamiento de órdenes de farmacia por ocho días contados a partir de la presente fecha (jueves 22 de octubre de 2009). B). Desde noviembre de 2009, ajustar el beneficio que ofrece el Programa de Farmacia del IPP ULA a la dedicación del titular de la cobertura, tal como lo establece el Acta Convenio ULA-APULA. C). Mientras se pone a funcionar nuestro propio Servicio de Farmacia y previa la solicitud pública de una Oferta de Servicios, concentrar el despacho de medicamentos en un solo proveedor. Esta modalidad se adoptará por lo menos durante 90 días.

De Ud., muy atentamente,

Prof. Luis Loaiza Rincón

Presidente del IPP

No hay comentarios: