Follow by Email

lunes, 20 de julio de 2009

¿Ley Orgánica de Educación o Proyecto Socialista? Aportes para su discusión









Ley Orgánica de Educación es un instrumento político
"La revolución bolivariana es una realidad irreversible", lo que abre las puertas a que, lo que debería ser consensuado, sea impuesto por actos de fuerza que niegan toda revisión, discusión o crítica, explicó Luis Loaiza, presidente de Apula

Nelson Espinoza / DLA Mérida

En el auditorio de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), tuvo lugar un foro en el que se discutieron algunos de los puntos presentados en el anteproyecto de la Ley Orgánica de Educación, la cual es descrita por los ponentes como un "instrumento político", más que una ley orientada a la defensa de la educación venezolana.
Las ponencias estuvieron a cargo del presidente de Apula, Luis Loaiza, y los profesores Asdrúbal Pulido y Máximo Briceño. Además, el foro contó con la presencia del decano de la Facultad de Humanidades y Educación, Alfredo Angulo, el director de la Escuela de Educación, Julio Juárez, de la Escuela de Medios Audiovisuales, Juan Manuel Fernández, así como los profesores Marcos Pino y Manuel Dágert, entre otros.

Instrumento político

La intervención del profesor Luis Loaiza se orientó a analizar el documento presentado por los ministros Luis Acuña y Héctor Navarro ante la Asamblea Nacional (AN) el pasado 23 de junio de 2009, el cual a su juicio está basado en 4 premisas fundamentales.
La primera de las premisas planteadas por Loaiza es que la "Ley Orgánica de Educación es un instrumento para consolidar el proyecto de sociedad que se articula en la llamada revolución bolivariana", explicando que todo proyecto político de vocación hegemónica busca construir e imponer un "proyecto nacional", el cual busca reproducirse a través de un proyecto educativo.La segunda premisa que el presidente de Apula destaca del documento, es que "la revolución bolivariana es una realidad irreversible", lo que abre las puertas a que, lo que debería ser consensuado, sea impuesto por actos de fuerza que niegan toda revisión, discusión o crítica."El proyecto educativo bolivariano es el producto de una amplia participación", respecto a esto el documento destaca el papel que han desempeñado movimientos pedagógicos, educadores, comunidades, estudiantes, trabajadores. Sin embargo, acota que la discusión se ha dado solamente con aquellos que son afectos de forma incondicional con la llamada "revolución".Finalmente, destaca del documento la premisa de que "la educación formal es el más importante modelador de la sociedad", rechazando esta propuesta, ya que actualmente ésta compone sólo una parte del proceso de formación de los individuos, quienes viven inmersos en una sociedad de información.

Peligran las universidades

Por su parte, el análisis del profesor Asdrúbal Pulido se centró más en el impacto que el proyecto de ley puede generar en la Universidad, asegurando que en el mismo se pretende "desfigurar a la Universidad, al igualarla, en lo legal, con las demás instituciones".
Asimismo, destacó que se trata de la continuación de un proceso de intervención iniciado hace más de 10 años con la intervención de algunas universidades venezolanas, citando el caso de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos en 1999, la Universidad Experimenta Francisco de Miranda en el mismo año y la Unellez en 2001, entre otras.Exclusión de educadores
La última ponencia estuvo a cargo del profesor Máximo Briceño, quien hizo referencia a la difícil situación que enfrentan los egresados en la licenciatura de Educación en la ULA, pues se les está negando la entrada a la educación pública venezolana, aseguró.
En este sentido, denunció a los profesores Gilberto Perdomo y Enrique Plata, asegurando que son ellos quienes se han encargado de rechazar a los licenciados de la ULA, en detrimento de los egresados de las universidades bolivarianas o de las misiones del gobierno.
Esta situación se ve respaldada por lo expresado por el director de la Escuela de Educación de la ULA, Julio Juárez, quien explicó que a los nuevos educadores que van a ingresar a la educación pública, se les está exigiendo haber cursado una materia denominada "Pedagogía emancipadora", la cual es dictada solamente por las instituciones anteriormente citadas.
Respecto a esto, Juárez afirma que se está dando prioridad a una formación ideológica política de los nuevos educadores, relegando a un segundo plano los conocimientos que realmente importan para la formación del individuo.
Máximo Briceño aseguró que el rechazo al proyecto de ley de educación presentada es realmente una defensa de la Constitución, citando para ello el Art. 102, que resalta el carácter democrático de la educación, así como el respeto a todas las corrientes del pensamiento.
Concluyó resaltando que en la actualidad el sistema educativo ve amenazada su libertad de pensamiento. Además de criticar las federaciones de profesores que pactaron con el Gobierno nacional, accediendo a un cambio de sistema político sin considerar la opinión de un gran número de venezolanos.

Mejorar la propuesta

Aunque la mayor parte de las ponencias presentaron duras críticas al proyecto de Ley Orgánica de Educación, también se resaltaron algunos puntos positivos de la misma. Luis Loaiza en su intervención destacó como positivo el reconocimiento que hace la ley de la educación como un "derecho humano", así como del papel de la familia en la formación del individuo.En este sentido, el decano de la Facultad de Humanidades y Educación, Alfredo Angulo, hizo un llamado a tomar los puntos positivos de la ley para a incluirlos dentro de lo que debería ser una propuesta hecha por los universitarios, reconociendo así que en dicha ley no todo se presenta como algo negativo."No basta con que señalemos y hagamos crítica" aseguró el decano Alfredo Angulo, resaltando la necesidad de hacer una propuesta "pero al mismo tiempo reconocer a esa comisión que hay planteamientos que vale la pena retener y reconocer, asumirlos como propios".Concluyó invitando a la conformación de una comisión que se encargue de redactar un documento público que recoja la experiencia del foro. La finalidad de este documento será presentarlo ante la AN con previa solicitud de palabra, así como su discusión en el núcleo de Decanos de Facultades de Humanidades y Educación que se llevará a cabo a finales de este mes.Exportar la situación
Luís Loaiza, presidente de Apula, destacó en su intervención durante el Foro de Discusión del proyecto de Ley Orgánica de Educación, la necesidad de trabajar conjuntamente con representantes internacionales, con la finalidad de dar a conocer las intenciones políticas que se incluyen disfrazadas dentro de esta ley.

No hay comentarios: