Follow by Email

sábado, 18 de abril de 2009

Servicios de HCM automatizados


IPP mejorará los servicios de HCM con nuevo software de automatización

Como el sistema está desarrollado bajo entorno Web, permitirá que los profesores puedan consultar sus solicitudes y estados de cuenta desde la comodidad de sus casas o sus oficinas con tan sólo contar con un PC y conexión a Internet”.

Omer Molina Martín

La Grencia General del Instituto de Previsión del Profesorado de la Universidad de Los Andes (IPP-ULA), compuesta por los profesores Luis Loaiza, Raúl Vegas y David Fermín, presentó en su sede, en reunión especial y ante los directivos de la seccional de jubilados, Fonprula y demás miembros del gremio profesoral; el programa de automatización de los procesos en pro de mejorar los servicios que el IPP actualmente brinda a sus beneficiarios del HCM.
El software, que estuvo sometido a un previo estudio de los procesos que se llevan dentro de la institución, determinó la necesaria actualización de la plataforma tecnológica del IPP, “el sistema trabaja bajo entorno Web y tiene bondades de ser escalable, es decir, podemos ir agregándole nuevas funcionalidades en el tiempo, mantenidas y cuenta con toda la documentación de cada una de las aplicaciones y estructuras de la base de datos”, explicó Jesús Godoy, ingeniero diseñador del programa.
Además, los profesores que se encuentran en los núcleos de Táchira y Trujillo, podrán procesar las solicitudes de carta aval, farmacias y laboratorios, reduciendo los tiempos de respuesta que actualmente reciben, “como el sistema está desarrollado bajo entorno Web, permitirá que los profesores puedan consultar sus solicitudes y estados de cuenta, desde la comodidad de sus casas o sus oficinas, con tan sólo contar con un PC y conexión a Internet”.
El link, (dirección Web), aún no se encuentra activo, pero en fecha próxima la Gerencia General del IPP, informará a sus adscritos, cómo poder acceder al sistema.
Por su parte, Eleazar Ontiveros, presidente de la Seccional de Profesores Jubilados, indicó que existe ya una definición para que los profesores puedan hacer cualquier trámite del IPP o recibir cualquier tipo de información, desde su casa por vía Internet, “eso no los exime de que puedan hacerlo personalmente, pero se está produciendo algo que va a facilitar enormemente no sólo al profesor, el acceder cuando crea conveniente , todo lo concerniente a sus problemas de salud, y demás solicitudes, sino, que además permitir al IPP, mediante los datos que se acumulen en un servidor, administrar más expeditamente todo lo que tenga que administrar”.

Profesores volvieron a discutir situación actual del IPP para dar cuenta de su alto déficit

Conjuntamente a la presentación del programa de automatización de los procesos del HCM, la Gerencia General del IPP, posteriormente volvió a exponer en voz de su presidente, Luís Loaiza, la situación actual del IPP, con datos ejecutados hasta diciembre de 2008.
La reunión, considerada de “muy positiva” por Eleazar Ontiveros, buscó mecanismos de cómo mejorar las normas de utilización del dinero aportado por Fonprula, “todo eso es positivo, porque lo que se está buscando en el fondo es ver cómo el hecho de que los ingresos son inferiores a los egresos en el IPP, pueda llegarse a una aproximación de los dos, produciendo algunas restricciones, ajustes y adecuaciones en los procedimientos y consideraciones que deben seguirse en cada uno de los casos implicados de los servicios que ofrece la institución”.
Las directivas de Fonprula, Apula y SPJ, discutieron en días pasados el problema del déficit del IPP con detenimiento, acordando una serie de proposiciones que serán llevadas al Consejo Superior para que esta primera instancia del gremio profesoral las considere pertinentes porque “todas las medidas que se tomen, de alguna manera, van a impactar a los profesores universitarios, por ejemplo, el PCA, en mi opinión, debe aumentarse la prima, porque es completamente insólita en relación de lo que pasa externamente en la cuestión de los seguros privados y de otra índole, se debe realizar un ajuste con respecto a la utilización de los medicamentos que no pueden ser ilimitados, sino que deben tener una prescripción de un número x determinado, y de allí en adelante, tiene que producirse necesariamente la responsabilidad por parte del profesor”.
Ontiveros propuso en la pasada reunión, la búsqueda de un psicólogo social que les permitiera orientar el proceso de información de las modificaciones a la totalidad del colectivo con el fin de buscar el mejor entendimiento de las razones, “y que no solamente demos a conocer la decisión, sino las razones que indujeron a tomar ese tipo de decisión”.
Leo Contreras, presidente de Fonprula en relación a la situación del IPP, indicó que actualmente, la fundación en lugar de enviar una sola remesa a la universidad, le está enviando dos, una para pensiones y jubilaciones, y la otra recientemente para la salud y previsión social de los profesores, por lo que la universidad inmediatamente debería transferir estos recursos al IPP, ya que Fonprula no puede transferírselos directamente por prohibición de los estatutos.
“Ahora bien, como la crisis de salud no es solamente en esta universidad, sino en todas las universidades, este fondo ha sido vanguardista en el sentido de ampliar el objeto de Fonprula, o de los fondos de jubilaciones, y entonces, en lugar de denominarnos para pensiones y jubilaciones únicamente, estamos ampliándonos para salud y previsión social, y sobre ese marco, está ya elaborado, una reforma de estatutos en manos de los tres miembros fundadores, Apula-SPJ y el Consejo Universitario, estamos a la espera de que estos tres miembros fundadores se reúnan y den su aprobación definitiva a esos estatutos para que queden vigentes y nosotros podamos autónomamente transferirle al IPP los recursos que le corresponden para salud de los profesores”.
Aunque Fonprula, envía una remesa de 30 por ciento a la universidad para que los trasfiera al IPP y así poder subsanar el déficit de salud en el IPP, estos recursos resultan insuficientes, llegando a aminorar sólo un 40 por ciento del déficit total.

No hay comentarios: