Follow by Email

jueves, 10 de junio de 2010

IPP-ULA enfrenta crisis financiera buscando alternativas fuera del Campus




Raúl Vegas Tesorero de Apula-IPP

Omer Molina Martín Prensa Apula-IPP

Destacando la difícil situación económica del país, en donde la ULA no escapa y decae ante la crisis presupuestaria, el tesorero de la Apula e IPP, Raúl Vegas, informó que el gremio se perfila a buscar nuevas alternativas fuera de la universidad, para amilanar los gastos que genera para la institución el mantenimiento de los programas de salud y bienestar de los profesores de la Universidad de Los Andes.


“La crisis que vive la universidad a nivel financiero, está afectando gravemente al profesorado universitario, y a los demás miembros de la comunidad ulandina, en el caso de los cuatro mil profesores y los trece mil familiares que dependen del titular, estamos pasando por una situación sumamente difícil al no cumplir la universidad en su totalidad con el pago de la cobertura del HCM básico, que desde hace varios años, es una cobertura paupérrima de apenas 6 mil bolívares anuales y no reflejan los altos costos de las clínicas privadas, obligando a los afiliados, dirigirse a los centros de salud públicos, en donde el ambiente cada vez es peor”.


Clínicas privadas aniquilan HCM de los profesores


El catedrático jubilado del Núcleo Universitario Rafael Rangel de Trujillo (NURR), denunció que muchas clínicas privadas afiliadas al IPP, mantienen una política aniquiladora de la pobre cobertura básica de HCM, al aumentar los costos del servicio indiscriminadamente, “además del servicio clínico, los laboratorios mantienen la misma política, puesto que los precios de medicamentos van in crescendo aceleradamente, por lo que estimamos que para los próximos meses la situación puede empeorar por lo desacertado de las mal llamadas políticas económicas del Gobierno, y esto obviamente impactará en el bolsillo de los profesores que mantenemos un salario menguado sin recibir los aumentos anuales, tal y como lo establecen las Normas de Homologación”.


Continuó indicando que los recursos que recibe el IPP de la universidad para el pago de HCM básico, además de no ser completos, son los mismos de hace cuatro años, por lo que destacó el apoyo de Fonprula que viene aportando un 30 por ciento de un 60 por ciento entregado a la universidad proveniente de las ganancias operativas del fondo, para cubrir la alta demanda.

“Fue una buena decisión que nos ayudó a resolver varias vicisitudes, pues además del HCM básico que posee el profesor, que son 6 mil bolívares, Fonprula aportó para cada profesor una cobertura especial adicional de 8 mil bolívares, más el PCA que tiene el profesor y un tramo especial de 30 mil bolívares que ha mejorado sustancialmente la cobertura para atender los siniestros, luego de agotado el PCA.


Coberturas de HCM serán aumentadas en el 2011


Más adelante dijo que con la decisión del Consejo Universitario en modificar el artículo 3 de los estatutos de Fonprula, con un objeto ampliado hacia la salud del profesorado, el IPP aspira aumentar la cobertura y mejorar los servicios una vez reciban esos recursos del fondo que posiblemente estén llegando a finales de este año para darle curso en el 2011 y que son aplicados para el HCM y el programa de medicamentos.


Alianzas con empresas de reaseguros


Por último indicó Vegas que la directiva del IPP busca concretar alianzas con empresas de reaseguros para contratar una póliza fuerte para titulares, “de manera que el profesor titular quien es de más edad que los demás profesores de otros escalafones, y quien ostenta más demanda y casos con más criticidad, pueda contar con una cobertura de 150 a doscientos mil bolívares, además también tendría más capacidad de pago, ya que la póliza se contrataría con una empresa privada”.


Vegas no descartó los beneficios que pudiera traer, englobar a los 4 mil profesores universitarios dentro de este plan de reaseguros, indicando que siguen revisando los pros y contras del programa.

El IPP enfrenta la crisis financiera universitaria buscando otras alternativas de financiamiento como la contratación de la empresa de reaseguros, y con la culminación de los últimos tres pisos del edificio sede, también contarán los profesores a corto plazo, según miembros de su junta directiva, con espacios dedicados a laboratorios de bioanálisis, imagenología, y demás programas que conlleven en esencia hacia la medicina preventiva, y ello debe repercutir a la reducción de costos.

No hay comentarios: